El mismo día en que la gestión del presidente Sebastián Piñera alcanzó la desaprobación más alta de su segundo período, la propuesta de Reforma Tributaria del oficialismo encontró su primer rechazo formal. Este miércoles se vota la idea de legislar en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, y la propuesta que el Gobierno entregó hoy estuvo lejos de satisfacer a los diputados de oposición.

Al menos seis votos tiene asegurada la oposición en la Comisión de Hacienda que este miércoles votará la idea de legislar la propuesta de reforma tributaria del gobierno.

De un total de 13 miembros, siete son de oposición, y solo el diputado Pablo Lorenzini mantuvo reversa sobre su postura respecto de la propuesta actualizada que el Gobierno entregó hoy a los diputados miembros de la Comisión.

Es importante recordar que la votación de la idea de legislar que se llevará a cabo este miércoles, no impide que el proyecto pase luego a discusión en sala, pero sí es una instancia relevante para analizar la señal política que estaría dando la oposición si se constituye como bloque en contra de la reforma.

Especialmente considerando que parlamentarios que no son miembros de la Comisión, como el DC, Jorge Sabat, se han mostrado favorables a aprobar la idea de legislar, entregándole una señal de apoyo al Gobierno.

Ante esto, habiendo analizado la propuesta que entregó el Gobierno hoy, varios miembros de la Comisión de Hacienda se mostraron disconformes. Desde el PC, el diputado Daniel Nuñez expresó que “veo cierto entusiasmo en parte de la oposición por aprobar esta propuesta tributaria del gobierno sin terminar de comprender las consecuencias y conocerla”.

Desde la DC, José Miguel Ortiz, si bien valoró varias de las iniciativas de la propuesta, recalcó que “los grandes empresarios tienen que seguir pagando al menos lo que están pagando”.

Por su parte, el diputado del PS, Manuel Monsalve, dijo no ver demasiada diferencia entre la propuesta inicial y la entregada hoy: “uno se pregunta cuál es la diferencia en términos del monto de compensación que está proponiendo el Gobierno, porque si uno corrige estos montos brutos va a llegar a una cifra muy similar a los 275 millones de dólares que fue la primera propuesta de compensación que hizo el Gobierno, entonces uno se pregunta cuál es la diferencia”.

En la misma línea, el diputado RD, Giorgio Jackson, criticó que “el Gobierno no ha sido capaz de poner compensaciones en la mesa (…) La reforma aumenta los niveles de desigualdad. Esto es como Robin Hood al revés; apretamos por un lado a la clase media (modernización del SII) y le entregas luego todo en bandeja de plata a los más ricos”.

El otro PS miembro de la Comisión, el diputado Marcelo Schilling, también se mostró contrario a la propuesta del Gobierno, declarando que “si el ministro no cambia lo propuesto hasta ahora, no aprobaremos la idea de legislar”.

En tanto, el último de los miembros de la Comisión que es parte de la oposición, el miembro del Partido Radical, Pepe Auth, expresó que el proyecto está “globalmente mal orientado”, y “no satisface el principio de progresividad”.

En cuanto a si el rechazo al proyecto logrará unir o no a la oposición, el diputado declaró que “mañana se van a reunir las jefaturas de bancadas, tradicionalmente las bancadas toman las decisiones en los almuerzos, pero al final cada voto le pertenece a cada diputado”.