Hoy la justicia peruana ordenó la detención preventiva por diez días del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Todo esto por el caso Odebrecht, en el que se investiga que la empresa brasileña le habría pagado sobornos para adjudicarse la construcción de obras públicas.

Además de Kuczynski, los tribunales peruanos también detuvieron a la ex secretaria del mandatario, Gloria Kisic Wagner, también a su ex chofer, José Luis Bernaola Ñufflo.

A través de un comunicado, el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria ordena la “detención y la incautación de cosas relevantes para la citada investigación (vouchers de cuentas bancarias, depósitos electrónicos, documentos de compra venta de bienes muebles, escrituras públicas, entre otros objetos del delito)”.

Según informa CNN Chile, de acuerdo a expertos este trámite de allanamiento durará 48 horas y que tras la detención preliminar, es posible que se solicite la prisión preventiva para el ex mandatario peruano.

El Ministerio Público fundamentó el requerimiento: “Los actos de blanqueo de capital en las que incurrió el ex mandatario en presunto actos de corrupción relacionados a los proyectos del Corredor Vial Interoceánico Perú – Brasil Tramos 2 y 3 y el Proyecto de Irrigación e Hidroenergético de Olmos las que fueron adjudicados a Odebrecht”.