A las 15:00 horas en punto se inició la sesión en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, donde se votó la idea de legislar del proyecto de reforma tributaria. Esto, luego de que el gobierno presentara su última propuesta, durante la tarde de este lunes, para contar con los votos suficientes que dieran luz verde a la iniciativa.

Fueron ocho los parlamentarios que votaron a favor y cinco en contra de la iniciativa.

Tal como lo había anunciado este martes el presidente de la Democracia Cristiana (DC), Fuad Chaín, el apoyo de la falange al gobierno tuvo su bajada en sus dos representantes de la comisión –los diputados José Miguel Ortiz y Pablo Lorenzini-, lo que no permitió a la oposición tener los votos suficientes para rechazar la idea de legislar.

Con su posición en contra, el diputado independiente Pepe Auth afirmó que el gobierno nunca estuvo dispuesto a hacer concesiones verdaderas. Sin embargo, dijo que como tenían asegurados los votos – con los votos de la DC que se fugaron de la oposición-, afirmó que entraría en la discusión en particular para impedir que se apruebe cualquier medida regresiva para el sistema tributario.

El diputado de Revolución Democrática (RD), Giorgio Jackson, quien también rechazó la iniciativa por considerarla regresiva, emplazó al ministro de Hacienda, Felipe Larraín, a responder que “si de aprobarse este proyecto sin la reintegración, ¿vetaría los puntos que no le parecen, o no?”.

Además, citó una frase pronunciada por el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chaín, antes de que comprometiera los votos con el gobierno. Jackson dijo: “’la derecha no quiere defender a las pymes, sino que mantener los privilegios de los más ricos’ Esa no es una frase mía; fue de Fuad Chahín, quien ahora dijo estar de acuerdo con el gobierno”.

Tal como lo había anunciado la DC, el diputado de la colectividad, José Miguel Ortiz, se cuadró con la iniciativa y manifestó que “no tenía negocios con nadie, no tengo pedido ningún cargo a la oposición (…) Desde que yo he estado en Hacienda nunca se ha negado la idea de legislar”.

La misma posición adoptó su par Pablo Lorenzini: “Yo estoy al medio, ni blanco ni negro, esta no es una posición política, es una discusión ciudadana”, dijo.

Desde el oficialismo, en tanto, el diputado de la UDI, Patricio Melero, aseguró que esta reforma “daba una señal descentralizadora” y que tenía “profundo impacto social, un apoyo a la clase media, tantas veces nombradas y pocas veces ayudada”. Y, también, agradeció a la DC su postura de apoyar la idea de legislar.