La Escuela de Lenguaje J.J. Pérez de Cerro Navia está siendo investigada por abusos sexuales contra niños y niñas de entre tres y cuatro años, de los que los párvulos acusan al conductor de un transporte escolar y una auxiliar.

Según informa 24Horas, la información preliminar establece que al menos 17 niños fueron víctimas del sujeto y de una mujer, quien trabaja como su asistente.

Además, algunas de estas denuncias han sido periciadas por el Servicio Médico Legal (SML). Los abusos se habrían cometido tanto en el recinto educacional como en la casa de los involucrados.

De acuerdo a la versión de algunos apoderados, uno de los alumnos -paseando con su madre- reconoció una casa en Lo Prado, donde “celebraban cumpleaños” y donde había “muchos dulces”, agregando que les sacaban fotografías y les tocaban sus genitales.

La noche del miércoles la policía llegó hasta el domicilio del conductor acusado como autor de los delitos, siendo detenido, pero luego fue dejado en libertad pues no habían datos claros en su contra.