Desde comienzos de 1900,  el Río Maipo ha sido el actor principal de la escena hídrica metropolitana, ya que abastece con sus aguas a gran parte de Santiago. Actualmente más del 23% de los chilenos (casi un cuarto de los 18 millones de habitantes del país) consumen y utilizan el agua del Maipo que es recibida y tratada por un complejo sistema de recolección y distribución que fue instalado hace más de un siglo, lo cual podría verse amenazado por la continuidad de la construcción del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo.

Para visibilizar esta problemática, los integrantes de “Defiende Maipo” invitan a todas las personas que quieran a realizar un video en donde se tomen un vaso de agua por el Río Maipo para que sea difundido por redes sociales bajo el hashtag #MaipoChallenge etiquetando a tres amigos a que se sumen al desafío para que más personas digan fuerte y claro “¡No Alto Maipo!”.

La iniciativa fue levantada por activistas pertenecientes a la  Coordinadora No Alto Maipo, la organización social Ecosistemas, la marca de ropa outdoor Patagonia y el deportista Federico Mekis.

Cabe recordar que el proyecto hidroeléctrico impactaría directamente a la forma actual en la que se distribuye el agua por la Región Metropolitana, además de poner en peligro a los milenarios glaciares que son las reservas hídricas del Cajón del Maipo y de la región, ya que el proyecto pretende entubar las aguas captadas desde las tres principales subcuencas del Maipo para producir más de 2 millones de m3 de agua por túneles que suman más de 70 kilómetros de largo, todo esto para mantener operativas las centrales hidroeléctricas Alfalfal y Las Lajas.

Las aguas entubadas serían restituidas más arriba de la bocatoma Las Vertientes, que abastece las plantas productoras de agua potable Vizcachas y La Florida, esto provocaría que gran parte del agua que alimenta la red hídrica de la capital comenzaría a llegar turbia al sistema de tratamiento y provisión, poniendo en riesgo la calidad y cantidad de agua que usan diariamente casi 7 millones de personas.

Por otro lado, el proyecto implica un daño irreversible al paisaje, al patrimonio cultural y natural del Cajón del Maipo y terminaría por degradar las zonas de alta concurrencia turística y deportiva.

Acá puedes revisar el video del deportista Federico Mekis por el #MaipoChallenge:

 

[Te podría interesar]