Los hermanos acusados de agredir, en febrero de este año, a Carolina Torres, quedaron con prisión preventiva.

Según informa Bíobío, la formalización se desarrolló en el Primer Juzgado de Garantía de Santiago, donde se les imputó el delito de homicidio frustrado. Reinaldo y Miguel Ángel Cortés Arancibia -24 y 30 años respectivamente- son acusados de este ataque lesbofóbico en el que habrían agredido a Carolina Torres con golpes de puños, pies y objetos contundentes.

Ante eso, Torres tuvo que internarse por 20 días en la Unidad de Tratamiento Intermedio de la ex Posta Central, porque tenía un TEC moderado complicado, fractura de huesos en la nariz y amnesia pos traumatismo cerebral.

El vocero del Movilh, Óscar Rementería, dijo que espera que “se aplique efectivamente la agravante de la Ley Zamudio que aumenta las penas cuando los delitos tienen relación con la orientación sexual de las víctimas, como ocurre en este caso”.

Por su parte, la directora de Educación de Fundación Iguales, Isabel Amor, dijo que “la formalización da inicio al proceso penal, que esperamos que termine aplicando las agravantes que corresponden por ser un crimen de odio”.

Ambos hombres quedaron en prisión preventiva por ser un peligro para la víctima y para la sociedad. También se fijó un plazo de investigación de 70 días y se estableció que, por sus condenas previas, no podrán optar a penas sustitutivas.