Este viernes se conoció la decisión del Liceo Enrique Molina Garmendia de Concepción de expulsar a cuatro estudiantes -que cursan entre segundo y cuarto medio- por haber participado en una protesta el pasado 3 de abril.

De esta forma, esta determinación se convirtió en el primer procedimiento realizado bajo la ley Aula Segura, promulgada en diciembre pasado. Esta normativa entrega mayores facultades a los directores para expulsar a los alumnos ante casos de violencia y/o porte de armas.

Los jóvenes sancionados forman parte de un grupo de estudiantes que cortó la calle a las afueras del establecimiento como forma de protesta durante la semana pasada.

Al momento de la manifestación, los jóvenes no vestían overoles como en casos anteriores. Asimismo, no se ha podido establecer que los encapuchados presentes en la acción sean los estudiantes expulsados.

Igualmente, la investigación descartó que los jóvenes portaran armas o agredieran a funcionarios del establecimiento durante su manifestación.

“No queremos profesores o asistentes de la educación siendo víctimas de agresiones en sus trabajos y en las escuelas. Cuando aprobamos Aula Segura, dijimos que íbamos a combinar estos derechos, el derecho a la comunidad a poder trabajar y estudiar en paz, el derecho a un debido proceso, como se les aplicó a estos estudiantes, y en tercer lugar, por supuesto, el derecho a la educación de los alumnos expulsados de contar con las ayudas para ser reubicados en otros establecimientos”, comentó la ministra Marcela Cubillos.

Luego de ser notificados de esta determinación, los apoderados llegaron hasta la Corte de Apelaciones de Concepción para presentar un recurso de protección con el objetivo de que los estudiantes sean reingresados.

“En todo procedimiento las garantías del debido proceso aseguran que debe entregarse a cualquier persona a la que se le imputa una conducta las razones por las cuales se acusa (…) Nuestros representados, nuestros estudiantes, no tienen clara ninguna formulación de cargos, no conocemos cuales son las conductas particularmente en virtud de las cuales se les hace la acusación, son todos cargos en el aire, son cargos en conjunto, al grupo”, explicó el abogado de los estudiantes, Francisco Ugarte.