En medio de la crisis de la basura que afecta a la provincia de Chiloé, la Seremi de Salud decretó alerta sanitaria para la provincia, producto del colapso del vertedero de Ancud.

Desde la propia Seremi explicaron que las medidas son “extraordinarias para disponer los residuos en lugares donde no ocasione daños a la salud de la población“.

Mediante un comunicado el organismo especificó que el decreto ingresó a la Contraloría General de la República y que, en caso de ser aprobado, “le dará a la Seremi facultades extraordinarias para decretar las medidas sanitarias cuya finalidad es resguardar la salud pública (…) y de salud para los habitantes de Chiloé”.

En cuanto al vertedero industrial de Dicham, hasta donde han estado llegando los residuos, Ivone Mancilla, jefa regional de la Superintendencia de Medio Ambiente de los Lagos, indicó que se está trabajando “principalmente en, revisar, contener y controlar las descargas de líquidos lixiviados (…), presentar mediciones de calidad de aguas subterráneas y presentar un nuevo plan de acción, de control y prevención”.

El vertedero de Dicham (en Chonchi) deberá preparar un “informe detallado” con estas medidas y entregarlo en un plazo de 15 días hábiles, aclaró la autoridad.

En tanto, el alcalde de Ancud, Carlos Gómez, solicitó formalmente a las autoridades del Ministerio de Educación, la suspensión de clases indefinidas en la comuna, mientras continúe el conflicto sanitario.

Para este lunes las clases ya están suspendidas, aunque de todas maneras, las escuelas de la provincia entregarán desayunos y almuerzos.