El martes de esta semana, una joven británica fue encontrada por un grupo de paramédicos en un hotel de Suiza, luego de que su novio y compañero de habitación alertara a los recepcionistas.

Según informa DailyMail, Anne Florence Reed (22), estaba en el suelo del baño de la habitación 501 del Hotel la Palma au Lac. El acompañante, quién se identificó como su novio, dio el aviso a la recepción asegurando que su pareja “tenia un problema de salud”. De acuerdo a los recepcionistas, se habían registrado como pareja y dijeron que se quedarían por varios días.

Además, el personal del hotel reveló que al joven se le vió “devastado” y “agitado” cuando pidió ayuda, por esto llamaron inmediatamente a la ambulancia. Sin embargo, la mujer fue declarada muerta en la escena.

/ Facebook: Anna Florence Reed

El reporte médico estableció que Anna murió por asfixia y además tenía algunas fracturas y cortes en su cuerpo. Su novio fue arrestado y aseguró que la muerte “fue consecuencia de un juego sexual que salió mal”. 

Según las autoridades citadas por el medio, el hombre enfrenta un cargo de homicidio pre-intencional, menor al de asesinato.

Según la policía, quienes fueron llamados por los paramédicos, el joven de Alemania no se opuso al interrogatorio y cooperó con la investigación, antes de ser arrestado al final de la tarde. “Un hombre alemán de 29 años fue arrestado y se envió un expediente al fiscal local con una denuncia de homicidio preintencional”, señaló. El joven será retenido en una prisión en Ferrera.

Antes del aviso del joven, durante la noche, algunos huéspedes del hotel dicen que oyeron gritos desde sus habitaciones y que el portero fue llamado a intervenir la noche antes de su muerte.