Este jueves, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri (RN), comentó que está a favor de instalar un “Barrio Rojo” en la Región Metropolitana en busca de una mayor regulación de la prostitución.

El jefe comunal indicó que si bien en el último tiempo se ha logrado disminuir su ejercicio mediante la instalación de comercios familiares en zonas donde se practicaba la prostitución, eso no ha sido suficiente para erradicarla.

“Cuando ponemos restoranes y cuando vienen turistas la prostitución comienza a trasladarse. Nunca la vamos a eliminar, esta es la profesión más antigua. La sacamos de San Antonio con cámaras… pero están todo el día, desde las 8 de la mañana”, dijo en Radio Universo.

“Hay que recordar que la prostitución no es un delito, es estar parado en la calle, y podemos fiscalizar por un tema sanitario”, señaló. Y agregó que la policía “no puede hacer nada frente a una niña que se para en la calle mientras no ejerza el acto sexual”.

Asimismo, el alcalde aseguró que “el Barrio Rojo es como el vertedero o el relleno sanitario, nadie lo quiere pero todos dicen que es necesario. Yo soy partidario, ¿pero dónde lo instalamos? Nadie lo quiere“.