El viernes 12 de abril, la Corte de Apelaciones de Santiago declaró admisible el recurso de protección que presentó Corporación MILES el 10 de abril de 2019 en representación de Candy Jamett contra el Hospital de Carabineros por negarle un aborto en tres causales que estipula la ley 21.030.

Pese a cumplir con los requisitos que establece la ley, el comité médico del Hospital de Carabineros prefirió hacer caso omiso, obstaculizando y dilatando su caso, y negándole el derecho a interrumpir su embarazo bajo la causal 2. Candy Jamett hizo todo lo posible para que respetaran su decisión, pero fue en vano.  Ha debido continuar hasta ahora con un embarazo inviable con todos los costos emocionales y económicos que eso significa.

Con esta acción judicial, buscamos que la Corte de Apelaciones obligue a la institución médica a realizarle la interrupción voluntaria del embarazo y no siga vulnerándole sus derechos fundamentales, como a la integridad física y psíquica, entre otros.

Tanto el Hospital de Carabineros, como cualquier otro recinto hospitalario, no pueden seguir interpretando a su antojo la ley 21.030, impidiendo que Candy y otras mujeres accedan a un derecho consagrado por ley y queden desprotegidas.

Al declarar admisible este recurso, el Hospital de Carabineros tiene cinco días hábiles para entregar un informe dando sus razones para prohibirle el acceso a la Ley 21.030.