La disputa entre el diputado RN, Andrés Celis, y el escritor Rafael Gumucio, llevó a éste último a confesar que se arrepiente de haber trabajado en el gobierno de Sebastián Piñera.

La polémica se desató después de que el parlamentario oficialista afirmara que el académico realizó un cobro excesivo por unas minutas de baja calidad para el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Ante esto, el escritor le respondió al diputado a través de Twitter y señaló que “estas minutas no son mías. Yo escribí discursos completos, más o menos 20, más intercambio de mail y reuniones personales y por teléfono. Antes de difamar averigüe o pregunte. No le gusta que jueguen con su honra, no haga lo mismo con la mía”.

Tengo en mi mail lo que mandé y recibí. No sé cómo se dieron el trabajo de inventar minutas a partir de discursos. No se supone que sobra la iniciativa en la administración pública“, agregó.

Por su parte, la ex ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, que encabezaba la cartera en el periodo donde se firmó el contrato con Gumucio afirmó que éste “nunca escribió esas minutas que aparecen publicadas en un texto de la Contraloría. Habría que averiguar quién y porqué se le atribuyen a él estos punteos básicos”.

Para cerrar, el escritor se mostró completamente “arrepentido” de haber trabajado para el gobierno de Sebastián Piñera. “El nivel de deslealtad y mala onda espectacular“, recalcó.