El senador PS, Juan Pablo Letelier, acusó una operación política en su contra y negó de plano que haya hecho gestiones a favor de los jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua que fueron suspendidos por posibles casos de corrupción.

En un diálogo con La Tercera, el parlamentario habló sobre la polémica reunión que sostuvo con el fiscal nacional, Jorge Abbott, en la que habría intercedido por los jueces investigados y afirmó que se está haciendo una noticia falsa a partir de este encuentro.

“En ese momento, se habían generado una cantidad de dimes y diretes en la región y yo sentí que era oportuno informárselo al fiscal nacional. Por eso, de manera formal, a través de la Ley de Transparencia, pedí una audiencia, que no duró más de 15 minutos, duró 13. Ahí estaban el fiscal nacional y la señora Marta Herrera, quienes han dicho lo mismo. Que no solamente no se les pidió nada, sino que no se habló de los ministros en particular”, señaló.

Según su perspectiva hay quienes han buscado darle otra connotación a su encuentro con el fiscal para perjudicarlo.

“Hay muchas personas a quienes les gustaría causarme un daño político, matarme políticamente, crucificarme, con el fin evidente de sacarme de la carrera electoral de mi región. A mí no me cabe la menor duda de que aquí hay una operación política”, argumentó.

Al ser consultado por lo que habló con Abbott en la cita, Letelier volvió a reiterar que el tema de conversación fueron los “dimes y diretes que había en la región“.

Según el senador, él trató de exponerle al fiscal que existía un clima de conflictividad en la región que estaba generado un mal funcionamiento de las instituciones.

Además de esto, el militante del PS sostuvo que si hubiese sabido lo que iba a ocurrir no habría pedido una reunión con Abbott. “Esto es lo más absurdo que hay, están haciendo un daño a instituciones republicanas como la fiscalía y a la democracia”, afirmó.

Con respecto a la situación de los jueces que están siendo investigados, Letelier dijo que no tenía idea de las acusaciones en contra de los ministros. “Si fuese cierto, eso se tiene que investigar y las personas se defenderán. Si fuera cierto me parece gravísimo”, cerró.