Este lunes la Corte de Apelaciones de Concepción revirtió la decisión del Liceo Enrique Molina Garmendia de expulsar a cuatro estudiantes mediante la ley Aula Segura, ordenando su reintegro.

La justicia acogió un recurso de protección interpuesto por los apoderados de los estudiantes y dictó una orden de no innovar. Por esto, los alumnos deberán ser reintegrados al establecimiento hasta que concluya la investigación del caso.

Por su parte, el abogado defensor Francisco Ugarte calificó la decisión del tribunal como un triunfo en una “batalla importante”.

“Una resolución de esta naturaleza viene a reparar, al menos temporalmente, la vulneración de derechos que estaba cometiendo el Liceo Enrique Molina Garmendia en contra de nuestros alumnos”, comentó Ugarte a Cooperativa.

Estos estudiantes fueron expulsados luego de participar en una manifestación a las afueras del establecimiento el pasado 3 de abril. Al momento de la protesta los jóvenes no portaban armas ni tampoco estaban encapuchados. 

Cabe destacar que este era el primer procedimiento realizado bajo la polémica ley Aula Segura impulsada por el gobierno, que enfrentó a oficialismo y oposición a fines del 2018.