El vicepresidente senior de Ciberseguridad global de Huawei, John Suffolk, se refirió al viaje que tendrá el próximo lunes Sebastián Piñera, luego de las declaraciones que realizó el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en contra de China y la compañía de telecomunicaciones.

Suffolk le restó importancia a la presión que Estados Unidos está ejerciendo para que distintos países veten la tecnología 5G e infraestructura de la compañía asiática.

Según informa el sitio Pisapapeles, el ejecutivo dijo que “no sabemos lo que Mike Pompeo dijo más allá de lo que está comentando la prensa. Ninguna evidencia sobre sus acusaciones se ha presentado jamás”.

“Si Chile no puede venir a nosotros, nosotros iremos a Chile. Si quieren que vayamos y les digamos lo que sea que quieran saber, iremos a hablar con quién sea en el Gobierno o cualquier cliente para contarles lo que hacemos en seguridad. Así que nunca sientan que los vamos a dejar atrás”, agregó Suffolk.

Respecto al encuentro que tendrá Piñera con altos ejecutivos de grandes empresas chinas, entre ellos representantes de Huawei, el ejecutivo de la compañía calificó la reunión como una “excelente oportunidad” para acercar posiciones, aclarar dudas y que “lo recibirán con los brazos abiertos”.

Eso sí, advirtió que “chile y el Gobierno chileno tomarán las decisiones correctas para el país. Si creen que pueden hacer crecer la economía chilena y crear valor para los ciudadanos y empresas con menos competencia, esa es una decisión que cualquier gobierno puede tomar. Nosotros nunca hemos visto que eso sea exitoso en el mundo”.

“Los gobiernos deben tomar sus propias decisiones, y diría que no se ha presentado ninguna evidencia de que Huawei ha hecho algo malo. Eso no significa que no cometamos errores estúpidos, pues todas las empresas los cometen. No es que todo lo que hacemos sea perfecto, ninguna compañía en el mundo puede decir eso”, agregó. Suffolk.

Finalmente, el representante de la empresa china concluyó reflexionando que “lo que creemos es que si miramos mil años de política económica y de competencia, el mundo ha avanzado cuando competimos y ha retrocedido cuando hemos cerrado las fronteras”.