Este martes el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago suspendió la audiencia de formalización de Nicolás López, acusado por los delitos de violación, abuso sexual y ofensa al pudor.

Durante la jornada, la fiscalía expuso que desde la casa del cineasta se recuperó una polera rasgada, hecho que coincide con el relato de una de las víctimas, que acusó haber sido abusada sexualmente el año 2016.

La defensa de López, a cargo de la abogada Paula Vial, solicitó la suspensión de la audiencia, luego de la presentación de los nuevos antecedentes, de los cuales no se tenía conocimiento.

De esta forma, la petición del Ministerio Público, de decretar la medida cautelar de prisión preventiva en contra de López, deberá ser resuelta el próximo martes, cuando se reanude la audiencia.

Cabe recordar que el director de cine está acusado de violar a una joven mayor de 14 años el año 2004 en la ciudad de Viña del Mar, además de abusar sexualmente de tres mujeres, entre los años 2012 y 2016.

A la salida del Centro de Justicia, López no quiso realizar declaraciones a los medios de prensa, limitándose a asegurar en que está confiado en que se demostrará su inocencia.