El Tribunal Constitucional de Corea del Sur aprobó la despenalización del aborto libre tras 66 años de prohibición.

Hasta ahora el aborto era legal en el país asiático solo en las causales de violación, incesto y discapacidad genética. Sin embargo, el tribunal declaró, por siete votos a favor y dos en contra, que la prohibición del aborto era inconstitucional, según consigna CNN.

Sin el aborto libre las mujeres podían pasar hasta un año en prisión y recibían una multa que podía alcanzar los dos millones de won (poco más de $1.100.000 millones). Mientras que los médicos recibían dos años.

Esta votación demuestra el impacto que ha tenido el movimiento feminista en el mundo durante los últimos años puesto que el tribunal había decidido mantener la ley de aborto hace 5 años en una votación que terminó con un empate a cuatro votos por la ausencia de un juez.

Tras la decisión del tribunal, el parlamento de Corea del Sur deberá reformar la ley que prohibe el aborto antes de finales de 2020.