El TPP11 pasará a la historia de los tratados de libre comercio de Chile por ser el que se ha aprobado con más rechazo del Congreso. Con 77 votos a favor de RN, la UDI, Evópoli y parte de la DC y el PR, el proyecto fue finalmente aprobado este miércoles. Nada pudieron hacer los 68 rechazos de las bancadas del Frente Amplio, el PPD, el PC, el PS, y la mayoría de la DC y los radicales, en una votación que fue disputada hasta el final.

Durante las últimas semanas, la presión se hizo sentir sobre los diputados y diputadas de la ex Nueva Mayoría, luego de que varias fuerzas políticas de la coalición plantearan públicamente sus dudas acerca del acuerdo comercial. Ex cancilleres de distintos gobiernos de centro-izquierda –entre ellos Soledad Alvear (ex DC), José Miguel Insulza (PS), Carlos Figueroa (DC), Heraldo Muñoz (PPD) e Ignacio Walker (DC)– pidieron a los parlamentarios, a través de una carta, aprobar el acuerdo bajo el argumento de que “al ser un país relativamente pequeño, se hace necesario que Chile sea parte de coaliciones mayores como el TPP11”.

La respuesta final de los legisladores fue diversa, pero en cualquier caso poco alineada con las directrices que les lanzaron sus pares de militancia. La DC puso tres votos a favor –Matías Walker, Daniel Verdessi, quien cambió de opinión a última hora, y Miguel Ángel Calisto–, ocho en contra y dos abstenciones –del presidente de la Cámara Iván Flores y su par Manuel Matta–. El PR se dividió con cuatro votos en contra de la propuesta y otros tres a favor. Los socialistas votaron en contra, con excepción del diputado Jaime Tohá; y la bancada completa del PPD también, sin considerar el voto a favor del diputado independiente (ex PPD) Pepe Auth, quien durante la votación espetó que “no sumarse a esta aprobación era como un Brexit”.

votacion tpp11

Unanimidad “histórica”

El voto unánime de los progresistas ha desacreditado al ex ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, con quien comparten militancia y ergido como principal defensor del TPP11 en el gobierno de Michelle Bachelet. De hecho, en una entrevista con La Tercera, la jefa de bancada PPD, Andrea Parra, explicó que los parlamentarios recibieron “miles de presiones”, pero que eso no iba a cambiar su votación. Agregó que su partido no es “un regimiento”, y que los congresistas “no sólo tienen un rol respecto de la militancia, sino que también con el territorio”.

La unanimidad de la votación de este miércoles representa “un cambio histórico” en Chile, en palabras del doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Cambridge, Hassan Akram. “Las votaciones de los tratados de libre comercio durante los 90 con EE.UU., la Comisión Europea de la época, o China todos pasaron por unanimidad. Estamos ante un tremendo cambio”, sostiene.

Un punto que también destaca la diputada de Comunes Claudia Mix: “Se ha logrado revertir un escenario que era favorable en absoluto para el TPP, y hemos pasado a tener bancadas completas en contra. No alcanzó por esta vez, pero claramente existe un avance respecto de los cambios y transformaciones que desde el Frente Amplio impulsamos”, dijo a El Desconcierto.

Desde su inicio, el bloque de izquierda se opuso rotundamente a aprobar el TPP11. El diputado Gabriel Boric (MA) declaró el martes que el FA “jamás” ha aprobado el TPP “ni en el Gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet ni en este Gobierno”. Y añadió: “Hemos estado permanentemente vinculados a las asociaciones medioambientales y vinculadas a la ciencia que se han opuesto a este tratado”. Durante la votación de este miércoles, el diputado Miguel Crispi (RD) sostuvo que “los riesgos e incertidumbres superan con creces los beneficios” que se esperan de la iniciativa.

Además del FA, el PC y parte del PS fueron otras de las bancadas que cuestionaron abiertamente el TPP desde sus inicios. “Las críticas al tratado también son compartidas, entre otros, por los diputados socialistas Fidel Espinoza, Luis Lemus, Maya Fernández y Daniel Melo, los independientes Gabriel Boric, Gaspar Rivas y Karla Rubilar, además de la bancada comunista”, señala una nota de La Tercera de febrero de 2016, un día antes de que Heraldo Muñoz suscribiera el acuerdo. No se habla del PPD, que por aquella época estaba cuadrado con la iniciativa del entonces ministro de Exteriores Heraldo Muñoz. Dos años después, y ya desde la oposición, cambiaron de chaqueta y votaron en bloque en contra del cuestionado proyecto.

Parte de este cambio podría explicarse por la nueva composición de la oposición: “Como conglomerado, hemos hecho un esfuerzo para convencer al resto de las bancadas que puso muy nervioso al gobierno, que estuvo hasta el último momento haciendo lobby en la sala”, indica Mix al respecto.

Sobre este punto, Hassan Akram considera que el FA ha logrado hacer un trabajo de presión, pero no tanto por hablar con la ex Concertación, “sino que su mera presencia genera una especie de vergüenza de parte de los que siempre han creído en la izquierda”. A este factor, el académico le suma la llegada de “nuevas ideas” que ya no respaldan la globalización neoliberal y la apertura comercial como en los 90. “El arbitraje [internacional] –que es el corazón del TPP y que limita la soberanía, la política pública y la regulación– está siendo cada vez más cuestionado a nivel mundial y tanto la UE como la ONU están buscando propuestas alternativas al arbitraje”.

tpp11

/ Agencia Uno

De quórum calificado a simple

La Comisión de Constitución de la Cámara resolvió el pasado 9 de abril que el TPP11 debería ser votado por la sala en una única instancia y con quórum de ley simple, considerando las votaciones anteriores del Congreso en materia de tratados internacionales. Sin embargo, existía también la posibilidad de haber votado a favor de un quórum calificado de 4/7, es decir, 89 votos, considerando que el texto incluye temas que afectan a la Ley Orgánica Constitucional. De haber sido así, el TPP11 habría quedado invalidado por falta de apoyo de la Cámara.

Hassan Akram, que participó como experto en las comisiones parlamentarias sobre el TPP, cuenta que un grupo de abogados planteaó en la Comisión de Constitución que el tratado deja a manos de tribunales internacionales jurisdicción que afecta a la Carta Magna y, por lo tanto, el texto requeriría más quórum. Sin embargo, afirma que ningún diputado, incluyendo los que votaron en contra del TPP, aprobaron el quórum de 4/7. Según él, eso fue porque si se vota un tratado como el TPP con quórum calificado, se tendrían que votar también los tratados sobre derechos humanos con las mismas mayorías, ya que también incluyen “elementos constitucionales”.  “Eso marca un mal precedente”, asegura.

Próxima etapa: el Senado

Tanto el presidente Sebastián Piñera como su canciller, Roberto Ampuero celebraron la aprobación de la iniciativa. “Aprecio la aprobación de los diputados por el TPP11, lo que fortalece nuestra integración a 10 importantes economías de Asia-Pacífico. Esto nos permitirá generar más crecimiento, mejores empleos, mayores salarios y nuevas y mejores oportunidades para pymes, regiones, emprendedores y mujeres”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Piñera es consciente que con la votación de este miércoles ha superado el principal obstáculo para la implementación definitiva del nuevo tratado, porque probablemente las reticencias en la Cámara Alta serán menores. Pese a que el escenario es “incierto”, según Akram, por ahora no hay votos de rechazo claros más allá de los que darán los senadores Alejandro Navarro (Pro-Pais) y Juan Ignacio Latorre (RD).

El senador PPD Guido Girardi opinó a El Desconcierto que “se va a mantener el resultado de la votación de hoy en el Senado”. Dijo que no ha hablado con el resto de senadores, pero que es “una impresión” que tiene. “En el mundo que viene hay dos grandes opciones: la del encierro y la teoría de [Donald] Trump y el Brexit; o el multilateralismo”, sostuvo. Para Girardi, “los países que creen que solos van a poder enfrentar los desafíos del siglo XXI –los poderes de Google, de Facebook y de EE.UU. y Rusia– están equivocados”. Aunque subrayó que aún tiene que “meditar” su voto, ya anticipó que su apuesta pasa por “un mundo de cooperación y colaboración”.

Hassan Akram considera que comparar el TPP con el Brexit, como hicieron Girardi y el diputado Pepe Auth durante la votación de este miércoles, “es absolutamente ridículo”. Y explica: “El Brexit significa que si el gobierno británico sale de la UE, queda fuera de todos los tratados de libre comercio que tiene porque se lo excluye del mercado común. Se genera un problema económico de proporciones porque el acceso a los mercados extranjeros de los exportadores británicos se ve mermado. En cambio, si Chile no firma el TPP11, seguirán existiendo los tratados de libre comercio bilaterales que nuestro país ha suscrito con todos los miembros integrantes del TPP y se mantendrá el acceso privilegiado de las exportaciones”.

Más allá de los argumentos que se utilicen para defender o rechazar el TPP, la pugna por los votos seguirá abierta y muy disputada en los próximos meses. Eso sí: ahora cambiará de escenario y habrá que seguirla desde el Senado.