“El tribunal de penalidades constata que se han violado las reglas del juego en la primera llave, generando fundadas sospechas de actividad irregular a través de cuentas falsas. Se procede, por tanto, a eliminar la candidatura de José Antonio Kast”, con esas palabras la cuenta @ElectoralDeathMatch eliminó de su competencia al ex diputado José Antonio Kast.

ElectoralDeathMatch es una cuenta creada por los analistas políticos Kenneth Bunker y Cristóbal Bellolio, que desde 2015 realiza una competencia entre distintas figuras políticas, autoridades y posibles candidatos a la presidencia, con el propósito de sondear los apoyos a las elecciones presidenciales reales.

En esta ocasión, Kast se encontraba en cuartos de final, compitiendo contra Jaime Bellolio, cuando la cuenta decidió bajar la candidatura de Kast, ya que se habrían “violado las reglas del juego en la primera llave”.

Uno de los creadores de la cuenta, Kenneth Bunker, señaló a La Tercera que: “En las últimas tres ediciones nos dimos cuenta que Kast estaba metiendo bots. En la elección pasada, cuando ganó, le pusimos amarilla porque detectamos un patrón donde cada una hora él le metía votos a su candidatura. Compró votos y cada una hora nos dimos cuenta que él subía 150 votos, un número muy preciso”.

“Hay un cierto patrón, entre el número de votos y los RT que se hacen del tuit de la encuesta, entonces nosotros esperamos que los candidatos estén en esa relación. Si uno se escapa en muchos votos está pasando algo raro y la probabilidad de que sean bots es alta. Pero Kast se dio cuenta de la situación y pidió que sus seguidores votaran en las otras llaves, no solo las de él. Sin embargo, me di cuenta que las llaves tenían 40 retuits aproximadamente y la de Kast tenía 342. Entonces era imposible”, explicó Bunker.

Por su parte, el fundador de Acción Republicana, le bajo el perfil a la polémica, tomándola como una humorada y afirmando que estaba analizando las “acciones legales” que emprender contra la cuenta.

Desde la cuenta además se comprometieron a elaborar un informe final con todas las irregularidades detectadas, y afirmaron que “no trata de beneficiar o perjudicar a nadie. Hemos tenido ganadores de todos los colores políticos. Acá no hay conspiración alguna. Se rompió una regla establecida de antemano, nada más”.

Así quedó la competencia con la salida de Kast: