La noche de este jueves se denunció que el departamento OS9 de Carabineros y la Policía de Investigaciones realizó allanamientos y detuvo en sus propias casas a 6 estudiantes menores de edad del Liceo Darío Salas que fueron expulsados del establecimiento a través de la ley Aula Segura.

Según lo informado, el operativo se realizó alrededor de las 21 horas de el jueves con orden de la Fiscalía para registrar los hogares de los menores de edad e interrogarlos sobre una supuesta participación en un hecho donde se habría rociado con bencina a una paradocente.

También se ha informado que una apoderada por defender a su hijo fue lesionada por Carabineros y fue trasladada al Hospital Exequiel Fernández.

Las apoderadas y apoderados han denunciado este amedrentamiento y represalia en contra de los alumnos y acusan a la directora del colegio, Lilian Vincent de esta persecución en contra de menores de edad. La sensación de los apoderados al ver como se llevaban a sus hijos en mitad de la noche, les recordó los peores tiempos de la Dictadura Militar.