Opinión

Yo creo en La Roja

Por: Javiera Court Arrau / Publicado: 19.04.2019
karen-araya /
Líder por naturaleza, Karen sabe que hay un antes y un después de la Copa América del 2018. Los focos y las cámaras apuntaron, por fin, hacia el fútbol femenino. Ellas respondieron con la clasificación. La volante es el motor de esta Roja y con su actitud, tanto dentro como fuera de la cancha, quiere que ese motor no sólo sirva en el funcionamiento colectivo, necesita que trascienda. Quiere ser el motor que genere el interés del recambio. Las nuevas generaciones de futbolistas en Chile la consideran una referente y ella las invita a todas a creer.

Hoy me siento más chilena que nunca”. Le dijo a la prensa la volante nacional, tras  la derrota más abultada de esta ruta a Francia 2019. Dolida, molesta con el 7-0 recibido. Sin duda la selección holandesa, octava del mundo, tuvo las herramientas para pasarle por encima a las dirigidas de José Letelier el pasado 9 de Abril. La derrota ante las Oranjes caló hondo en el camarín de las chilenas.

Con la cabeza más fría, un par de días después, la experimentada mediocampista anotó un golazo de antología en su club. El Sevilla. Empate 1-1 frente al Betis en el clásico de la ciudad. El gol de la chilena fue ovacionado en RRSS por todos los seguidores de la Liga Iberdrola. Incluso Araya fue de la terna que postuló la web de La Liga para ser electa como la jugadora de la fecha.

El camino

Creció en una familia fanática del fútbol. A los 3 años su papá la llevaba a los partidos del barrio. La mejor hora del día era cuando uno de los hermanos la invitaba a jugar. Al principio la ponían al arco, al poco tiempo se convirtió en la figura del equipo. Toda su infancia está ligada a la pelota.

Ella no tenía como imaginar que el fútbol era un deporte de hombres. Su mama creó un equipo de baby fútbol con las vecinas: “La Mascota”, en honor a la pequeña Araya, que no se perdía oportunidad de jugar una pichanga.

De “La Mascota” a la Selección de Puente Alto. Bastó un campeonato en los pastos de Quilín para dar el salto a una preselección Nacional.  Fue la última en quedar fuera de la nómina del sudamericano sub20 de Viña 2006, pero la invitaron a viajar con el equipo. Desde aquella vez se juró nunca más quedar fuera de una nómina de La Roja y, hasta ahora, se ha cumplido.

Para el mundial sub 20 que se jugó en Chile el 2008, Karen debió abandonar el colegio.

Ir a clases, estudiar, hacer las tareas y entrenar era demasiado. Comenzaron los entrenamientos en doble jornada y dejar los estudios de lado fue su opción. La familia lo entendió y tuvo el apoyo que necesitaba. Terminado el certamen completó la enseñanza media.

La historia se repite. A un año de finalizar sus estudios de Educación Física, congeló su carrera para jugar en el extranjero. Ahora prepara el torneo más importante de su vida: El mundial de Francia.

Unión La Calera, Colo Colo y Santiago Morning disfrutaron de su talento antes de que partiera a Brasil. Capitaneó a las caciques campeonas de la Copa Libertadores Femenina 2012. Desde Gremio de Brasil partió al Sevilla de la primera división de España. Hoy vive un sueño. Ese de jugar en una liga grande de Europa.

Una referente

Líder por naturaleza, Karen sabe que hay un antes y un después de la Copa América del 2018. Los focos y las cámaras apuntaron, por fin, hacia el fútbol femenino. Ellas respondieron con la clasificación.

La volante es el motor de esta Roja y con su actitud, tanto dentro como fuera de la cancha, quiere que ese motor no sólo sirva en el funcionamiento colectivo, necesita que trascienda. Quiere ser el motor que genere el interés del recambio. Las nuevas generaciones de futbolistas en Chile la consideran una referente y ella las invita a todas a creer.

Chile necesita que vengan futuras generaciones para mantener viva la disciplina. Y para Karen es muy importante que las niñas vean que se puede. Porque ella vive y respira fútbol. Porque la pasión familiar le enseño que cuando uno cree no tiene límite. Porque así lo vive Karen. Es su forma de vivir.

El Mundial

Los Araya ya planifican su viaje a Francia. Quieren ir. Todos. Estar presentes cuando “la mascota” entre a la cancha. Vivirá el sueño de todos.

Esta selección quedará en la historia. La Roja Femenina que por primera vez jugará un Mundial Adulto. Y se clasificó en cancha. Ellos, su familia, nunca dejaron de creer.

La Roja aprovechó todas las fechas FIFA para llegar lo mejor posible a su debut. Fueron 7 derrotas, 4 empates y 3 triunfos. Destaca sin duda la victoria como visitante ante Australia y ese primer tiempo del segundo partido frente a las Matildas. Sextas del mundo. Chile puede estar para cosas grandes. Se trata de creer.

Se jugó por primera vez contra Estados Unidos. También se midieron fuerzas con los otros tres debutantes del torneo y se enfrentó a potencias de primer nivel. Ahora queda el amistoso frente a Alemania. Francia 2019 está a la vuelta de la esquina. Menos de 50 días donde tanto Karen, como cada una de las seleccionables, están trabajando al mil porciento para llegar en las mejores condiciones. Para defender la camiseta de su país.

La motorcito de La Roja nos llama a creer, a pesar de sufrir una derrota tan abultada a sólo dos meses del mundial. Nos dice con la frente en alto que: “se siente más chilena que nunca”. Nos invita a creer en esta Roja que está poniéndose a punto para Francia 2019. Si ella cree en La Roja; ¿por qué no creer nosotros?

Javiera Court Arrau
Contenido relacionado

El espectáculo como arma: Reflexiones sobre la provocación feminista de las performances callejeras en el estallido social

El encapuchado como delincuente

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Historia reciente del fútbol chileno

Conmebol desmiente acusación de Cecilia Pérez por fiesta de los 40 millones: “A ella no se le pidió y a nadie antes de ella”

ANFP oficializa el retorno del Campeonato Nacional para la próxima semana