Una comisión de mujeres mapuche, líderadas por la lonco Juana Calfunao Paillaléf, denunciaron a Chile ante la Corte Penal Internacional de La Haya por el genocidio contra el Pueblo Mapuche.

La denuncia, que también incluye a Argentina, pide que las masacres y abusos perpetrados por ambos Estados, sean reconocidos como un genocidio en contra del Pueblo Mapuche.

Según señala la denuncia, los crímenes iniciaron desde y durante el establecimiento de las Repúblicas de ambos países, en los territorios que actualmente son Chile y Argentina.

La denuncia incluye documentos sobre raptos, venta y adopción ilegal de menores de edad, desaparición, secuestro y tortura en contra de indígenas mapuche. Además se incluye documentaciones de más de 10 mil casos de bebés mapuches robados destinados a su adopción por parte de familias extranjeras.

Ante esta denuncia, las demandantes solicitaron a organizaciones públicas, partidos políticos y personalidades de ambas naciones e incluso exmandatarios a presentar declaraciones ante la Corte Penal Internacional.