El de isapres tiene un informe financiero que da cuenta del gasto fiscal del orden de $70 mil millones y en el caso de Fonasa, de $1.000 millones“, fueron las palabras del Ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, según consignó este miércoles Emol.

Palabras que rápidamente desataron críticas en contra del proyecto que pretende ser la última de las reformas estructurales del Programa de Gobierno de Sebastián Piñera.

Esto luego de que este lunes el Gobierno presentará la reforma al sistema de salud, con el propio Sebastián Piñera defendiendo sus atributos en Twitter: “(la reforma irá) mejorando acceso y calidad de salud de usuarios y aumentando cobertura médica y financiera”, destacó el mandatario en su cuenta.

La denominada “Reforma Integral al Sistema de Salud”, consta de dos partes: una que fue ingresada al Senado y que trata de las isapres, y otra que fue ingresada a la Cámara de Diputados, y que se enfoca en Fonasa.

Uno de los que criticó la propuesta del Gobierno, fue el senador PPD Guido Girardi, quien expresó que “esta propuesta (…) pasa los pocos recursos que hay en el sistema público al sistema privado, bajo el argumento de que no hay especialistas, entonces le vamos a comprar a la Clínica Alemana, a la de Las Condes, a todas las clínicas”, haciendo referencia a un sistema de derivación de usuarios que propone el proyecto del Gobierno.

El Ministro de la Segpres en tanto, declaró que “la oposición no se ha leído los proyectos porque no los hemos ingresado, y siempre hemos dicho: ‘léanse los proyectos primero y después opinen porque sino es opinar en base a prejuicios”.

Por otro lado, el Director Nacional de Fonasa, Marcelo Mosso, afirmó este martes que “no todo en salud se resuelve con dinero. Este país avanzó desde los años ’50 una brutalidad con la llegada de los salubristas (…) Estamos muy cerca de los países desarrollados en los índices de salud”.