Durante este miércoles, en entrevista con Radio La Clave, Rafael Caviedes, presidente de la Asociación de Isapres, analizó las principales críticas que la opinión pública mantiene sobre el sistema.

En esta línea, Caviedes sentenció que “no hay que minimizar la cantidad de personas que están en el sistema, representa al 37% de trabajadores que tienen trabajo remunerado y cotizan, que han preferido el sistema Isapre. Sigue siendo algo a lo que aspiran los trabajadores porque permite el acceso a la salud privada”.

A la vez, aseguró que “en las encuestas que nosotros hacemos desde hace muchos años, las personas que están en el sistema isapre se sienten bastante satisfechas con los servicios y coberturas, lo encuentran caro, pero nadie se quiere ir. Las personas quieren entrar”.

A juicio del presidente de la Asociación de Isapres, la gente ingresa al sistema porque “es un seguro médico más fiable que el sistema público, pero también hay otra razón, que es obvia. Para que tú puedas estar en una Isapre tienes que tener un nivel de ingresos y contrato laboral distinto al que mucha gente tiene. Lo que quiere decir la gente no es que quiera estar en el sistema de Isapre, sino mejorar su ingreso al punto de poder pagar una cotización en Isapre».

Caviedes analizó los filtros que existen para que las personas ingresen al sistema, asegurando que “esas barreras se podrían caer, por ejemplo, si las personas migran con un subsidio, eso existe en Estados Unidos. Esa es la solución. Si uno quiere obligar a la aseguradora a que reciba a personas que ya tienen problemas de salud, bueno, se le aplican subsidios. Es una forma de participar en el mecanismo de compensación de riesgos por parte del Estado”.

Por último, indicó que “las isapres tienen un margen de entre $1.000 y $2.000 por persona. No puede, el sistema Isapre, darse el lujo de recibir gente enferma, por el estrecho margen per cápita”.