Luego de años de conversaciones con la comunidad, los liceos emblemáticos de Independencia sufrirán un cambio importante a partir del próximo año: San Francisco de Quito (SFQ) y Rosa Ester Alessandri Rodríguez (REAR) pasarán a ser mixto y multigénero, respectivamente.

Los debates sobre el proceso se iniciaron hace algunos años por iniciativa del alcalde Gonzalo Durán y el Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM). En la instancia participaron directores, equipos directivos, asistentes de la educación y centros de estudiantes de ambos recintos educativos.

Durán comentó que se trata de “una decisión valiosa porque es el producto de un trabajo con toda la comunidad escolar que se ha puesto a tono con la discusión del país y que busca resaltar, en la educación pública, los principios de inclusión, participación y calidad”.

Por su parte, Claudia Carrillo, jefa del DAEM, confirmó que “el REAR y SFQ hoy día nos han dicho, y nos han ratificado, que pasar a ser mixtos y multigénero es algo que buscan y lo ven como una tremenda oportunidad de crecimiento y renovación”.

Hace unos meses, el liceo San Francisco de Quito estuvo en el centro de la polémica luego de que estudiantes de cuarto medio rechazaran la lectura del autor homosexual Pedro Lemebel. Ante la polémica, la comunidad votó a mano alzada y se decidió permitir que no leyeran su obra, generando diversas críticas en la opinión pública.

Enrique White, director del recinto, quien ha sido criticado por diversas voces estudiantiles y docentes durante su gestión, señaló que “lo más significativo de este proceso, es la forma participativa y no impuesta que se ha dado desde el municipio”.

En tanto, el Liceo Rosa Ester Alessandri Rodríguez dio un paso inédito al declararse multigénero y apto para recibir a alumnos y alumnas trans. “Ese establecimiento ha venido a la vanguardia respecto de temas de género en la construcción de su proyecto educativo. Pero ahora tomó una decisión histórica, que marcará la pauta para el resto del país, porque al volverse multigenérico, se hace cargo de los cambios de la sociedad”, destacó el alcalde.

La iniciativa contempla una acogida de la diversidad sexual que ya existe en el establecimiento y una revisión del proyecto educativo.

“Nuestro desafío es que nuestro proyecto educativo, que está reflexionado, pueda ponerse en ejercicio al servicio de estos nuevos géneros que han sido invisibilizados y que puedan ingresar a nuestro establecimiento para satisfacer sus necesidades no solo curriculares y pedagógicas, sino humanas”, destacó Isabel Escribano, directora del liceo.

Según cifras del Ministerio de Educación, en la última década más de 200 establecimientos en el país dejaron de ser exclusivamente femeninos o masculinos.

También puedes leer: El desahogo de los docentes del liceo de hombres donde se negaron a leer a Lemebel: «Este es un tema de homofobia que se validó»