Las intensas lluvias que se han vivido durante las últimas horas en la región de Los Lagos provocaron que la Onemi declarara Alerta Roja en las comunas de Huailahué y Puerto Montt.

Se estima que al menos 27 casas se encuentras anegadas en sectores de Puerto Montt. Además, el sistema frontal ha provocado el desborde de ríos, caminos y puentes cortados.

En este escenario, la Onemi también anunció Alerta Temprana Preventiva en la región de Los Lagos. El intendente Harry Jürgensen confirmó que “tuvimos que lamentar el fallecimiento de dos personas por hipotermia, una en Calbuco y la otra en Puerto Montt”.

Durante la jornada, las clases fueron suspendidas en las comunas de Puerto Montt, Puerto Varas, Frutillar, Llanquihue, Cochamó, Hualaihué, Las Gaviotas e Islote Rupanco, en la comuna de Puerto Octay.

Además, se estima que el sistema frontal ha dejado a 83 personas damnificada y que producto de las lluvias se desbordaron los ríos Chico y Chamiza, lo que ha provocado deslizamientos de material y socavones. A la vez, cuatro puentes se encuentran inaccesibles debido al crecimiento del caudal de los ríos. Se trata de los puentes San Antonio, San Ramón, Los Mellizos y La Poza en Hualaihué.

El subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palaciones, aseguró que la lluvia empezó a declinar alrededor de la una de la mañana. Pese a ello, se estima que los ríos continuarán con altos niveles de agua por las próximas 36 o 48 horas.

Daños en las comunidades

En la comuna de Corral se registraron dos derrumbes, mientras que en Valdivia se han reportado anegamientos en sus calles principales.

En la localidad de Fresia, 60 familias quedaron aisladas por la crecida del río Esperanza. Misma situación se vive en Chaitén, con más de 30 personas están aisladas en el sector Caza de Pesca, producto del desborde del río Aquella.

Por su parte, en Llanquihue enfrentan el anegamiento del patio de ambulancias del hospital comunal. Los bomberos evitaron con motobombas la inundación del sector de urgencias y calderas.

En tanto, en la comuna de Ancud, el colapso del alcantarillado provocó la interrupción de la ruta W-340. Una decena de personas permanecen aisladas y se han registrado deslizamientos de tierra en las calles Las Canteras y El Esfuerzo.

En la misma línea, en Hualaihué, el descontrol del río Blanco obligó la evacuación de un total de más de 80 personas. Se han registrado cerca de 40 viviendas con daños en evaluación. Igualmente, hay personas aisladas en caleta Pichanco y caleta La Arena.