La polémica por la nominación de Dobra Lusic a la Corte Suprema sigue vigente y cada día se suman más antecedentes para objetar a la candidata del Presidente Sebastián Piñera.

A mediados de la semana, Dobra Lusic se presentó ante la Comisión de Constitución del Senado donde tuvo que abordar sus vínculos con el notario John Campos, quien en 1999 fue denunciado y condenado por maltrato de niños del Hogar de Cristo y que es uno de los principales impulsores del ascenso de Lusic.

Ante la comisión, Lusic señaló que conoció a Campos hace dos años y que este le ofreció su cooperación para la nominación, lo que ella agradeció. Sin embargo, Lusic fue enfática en señalar que “nunca ofrecí nada a cambio, nunca entré en operaciones de red o compromisos de ninguna clase”.

Pero los antecedentes que han salido a la luz, revelan los llamados y presiones de Lusic para colocar a Campos como notario suplente e interino en distintas notarías de Santiago. De hecho, según La Tercera, 16 fueron las veces que Lusic firmó decretos para que Campos pueda ejercer como ministro de fe interino en diversas notarías.

Para que un notario pueda ejercer su cargo y sea nombrado en una notaría necesita un trámite que pasa tanto por el Ministerio de Justicia como el Poder Judicial, sin embargo, para que un abogado ocupe el cargo de notario interino sólo se necesita que la Presidenta de la Corte de Apelaciones respectiva firme un decreto para que lo habilite de ejercer. Y eso es lo que hizo Lusic a favor de Campos.

Tras su paso por la Comisión, ahora deberá ser el Senado quien deba ratificar la candidatura de Lusic a la Corte Suprema, sin embargo, estas revelaciones han deslegitimado la nominación de la candidata de Piñera y algunos senadores han señalado que la rechazarán.