El autoproclamado presidente encargado, Juan Guaidó, señaló que ordenó a su representante en Estados Unidos, Carlos Vecchio, ponerse en contacto con el comandante del Comando Sur de las Fuerzas armadas de EEUU,  el almirante Craig Faller, para establecer relaciones de “cooperación militar”.

Hemos instruido al embajador Carlos Vecchio de inmediato a que se reúna con el Comando Sur para establecer relación directa en materia de cooperación. En todo momento he hablado de cooperación. La intervención ya existe, y es la penetración del ELN y los cubanos”, ahciendo referencia a la guerrilla colombiana del Ejercito de Liberación Nacional (ELN).

El líder opositor también señaló que ha hablado en paralelo sobre una cooperación militar con el grupo de Lima y que supuestamente recibió una comunicación de la diplomacia China que señala que se aproxima una solución al conflicto a través del Grupo de Contacto.

Guaidó inisistió nuevamente en convocar a las Fuerzas Armadas de Venezuela para que desistan de apoyar a Maduro y apoyen el Golpe de Estado que está tratando de llevar a cabo. “No tenemos miedo de decir que sí hemos hablado con la Fuerza Armada y con todos los que están dispuestos a abonar para el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres. Hay una clara división y ruptura en la Fuerza Armada y son más los que se van a pronunciar”, aseguró.

Sus palabras llegan después de su fallido intento de Golpe de Estado a través de una rebelión de las Fuerzas Armadas y que fue reducida horas después luego de que los mismos militares denunciaran que fueron engañados para participar de esta sublevación.

Estados Unidos no ha respondido a estas declaraciones dadas por Guaidó, pero en repetidas ocasiones han señalado que “todas las opciones están sobre la mesa” incluyendo una posible intervención militar.