Como un castigo a la disidencia, ha sido interpretada la remoción del diputado Raúl Soto de la presidencia de la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados. Fue el propio jefe de la bancada de la DC en la Cámara, Gabriel Ascencio, quien envió un oficio para informar que su partido tomó la decisión de sacar a Raúl Soto de la Comisión del Trabajo. En su reemplazo, la DC nombró a Gabriel Silber, quien a diferencia de Soto, votó a favor de la idea de legislar la reforma previsional del Gobierno.

Esto luego de que Soto fuera el voto dirimente el pasado lunes, cuando se rechazó la idea de legislar la reforma en la Comisión del Trabajo, y que este jueves, mantuviera su voto en contra, en la aprobación en Sala del proyecto que se llevó a cabo esta jornada.

“La inmensa mayoría de los diputados de la DC tomó una decisión frente al tema del proyecto de ley de pensiones del Gobierno y esa inmensa mayoría tiene que estar reflejada en la Comisión de Trabajo, así que nosotros necesitábamos hacer el cambio y el cambio se produce a partir del martes 28 de este mes”, afirmó el falangista Gabriel Ascencio, justificando la medida.

Desde Revolución Democrática, la diputada Catalina Perez, afirmó en su cuenta de Twitter “así le cobra la DC a Raúl Soto su valentía”.

En tanto, desde el PC, fueron varios los parlamentarios que expresaron su apoyo a Soto.

“Toda mi solidaridad con el diputado Raul Soto (…) Eso (la remoción de Soto) es un acto de matonaje político inaceptable, que solo beneficia al negocio de las AFP y al gobierno de Piñera”, publicó el diputado Daniel Nuñez.

También desde el mundo sindical expresaron su solidaridad. “Era la hora de rechazar este proyecto de los SúperRicos. Las AFPs siguen igual y era la hora de decir q NO+ Los trabajadores NO recuperan ni un solo peso de pensiones usurpadas”, publicó el secretario general de la CUT, Nolberto Diaz.

También desde el PC, otra de las que expresaron su repudio a la actitud de la bancada DC, fue la diputada Camila Vallejo, quien expresó “Impresentable conducta de bancada de la DC al pretender sacar de la presidencia de la comisión de Trabajo a Raúl Soto por haber votado en conciencia (…) Indignante”.

En tanto, el mismo Soto, acusó una actitud matonesca e infantil por parte de su partido, y en particular de Gabriel Ascensio. Me parece una actitud matonesca, es una actitud de cabro chico del jefe de bancada que, actuando como un niño, intenta sacarme de la comisión para, seguramente, a través de un acuerdo espurio que tiene con el Gobierno, despejarle el camino para el avance de su reforma previsional”, expresó Soto.

Respecto a su continuidad en el partido, Soto afirmó que “obviamente uno tiende a reevaluar la permanencia, pero eso lo vamos a tomar con calma”.