El aclamado director y documentalista chileno, Patricio Guzmán, sigue recibiendo elogios a nivel mundial por su prolífica obra. En el Festival de Cannes, Guzmán obtuvo el Premio “L’oeil d’Or” (Ojo de Oro) al mejor documental  por “La cordillera de los sueños”.

Este documental, que habla sobre la represión durante la Dictadura militar de Augusto Pinochet desde el retrato  de la “columna vertebral” del país como lo es la Cordillera de los Andes, cierra la trilogía iniciada con “Nostalgia de la luz”, que cuenta sobre los detenidos desaparecidos en el desierto de Atacama, y “El botón de nácar”, que retrata a los indígenas que vivían en las islas del extremo sur chileno.

El jurado, que premió de igual manera al documental “Para Sama”, destacó la obra de Guzmán señalando que “no ha dejado de celebrar el amor de los chilenos por la libertad y la justicia social” y que ambas obras premiadas “hablan de amor, de exilio, de resistencia y de la alegría de desobedecer juntos”.

Guzmán señaló estar “muy feliz” por el premio y por poder compartirlo con la joven directora siria y agregó que este reconocimiento es “una formidable motivación para una joven cineasta y estoy muy emocionado porque me recuerda a mis propios inicios en Cannes en el 75 con la primera parte de mi filme ‘La batalla de Chile'”

El también premiado documental “Para Sama” es un mensaje de la directora siria Waad al Kateab para explicarle a su hija nacida durante el conflicto “la difícil elección” que tomó con su marido Hamza, médico, al decidir quedarse en Siria durante el periodo más sangriento de la guerra.