Los trabajadores de la urgencia del Hospital San José se encuentran paralizados a raíz de las precarias condiciones en que deben atender a los pacientes y las largas horas estos deben esperar.

Pese a la movilización, enfermeros y técnicos paramédicos se encuentran cumpliendo turnos éticos para no dejar de atender a la gran cantidad de personas que acude a dicho recinto hospitalario.

Los trabajadores han denunciado que las esperas se extienden hasta por ocho horas para que sean atendidos, sumado a la falta de insumos para los procedimientos de mayor complejidad.

Las condiciones que han denunciado los trabajadores son preocupantes dado que se encontrarían más de 50 pacientes hospitalizados, pero en salas de reanimación, acceso a las urgencias y en los pasillos, según información que consignó Radio Bío Bío.

A esto, agregan que tanto los pasillos interiores como las salas de espera están colapsadas y que se han dispuesto colchonetas y sillas.

Los trabajadores aseguraron que mantendrán la movilización hasta que las autoridades del recinto de salud que den alguna respuesta, en concreto, que dispongan de un hospital de campaña que permita atender con dignidad a los pacientes que llegan a la urgencia.