El preludio biográfico de la autora antes del libro es totalmente lúgubre. Teresa Wilms Montt se escapó de Santiago –donde estaba recluida en un convento por castigo familiar– a Buenos Aires, ciudad en la que convivió con el dolor causado por la indiferencia de su familia, por estar obligada a ser madre a la distancia y por amar a un hombre suicida, el joven Anuarí. Tales hechos inspiran los sentimientos apenados de sus versos, logrando, en palabras de ella: dar salida a mi espíritu, como quién da salida a un torrente largamente contenido, dándole alivio a su intrínseca tristeza.

Junto con ser la autora, también es la relatora del libro. Escribe en primera persona y lo hace desde su experiencia inmediata, dejando sentir la frescura de su desasosiego.

La obra posee conceptos y palabras como: mujer enferma, vida miserable, dolor ilimitado, lluvia triste, inconsolable, desolación, desgarradora, cansancio, agonía, dolor, entre varias otras, que transmiten consternación y tristeza. Otros ejemplos de esto son los versos a su amado muerto Anuarí; los dolores de madre para sus hijas; los raros momentos de felicidad, en medio de un ostracismo familiar y viudez de hecho; y la necesidad del Sublime Maestro, que es Jesús resucitando a Lázaro, interpretándose que su sanación sentimental es exógena y no depende de ella.

Dado lo íntimo de la obra, hay apartados que dan la impresión de una carta dirigida a alguien de su total confianza, contándole sus pesares; mientras que en otros, sus escritos funcionan como un diario de vida, estampando su perdurable dolor. Quiénes lo lean posiblemente dudarán si su género es narrativo o lírico, al ser una poesía descifrada y no por descifrar, en la que los versos tienen una buena prosa.

La autora exterioriza sus sentimientos luego de haber vivido negativos e involuntarios sucesos, y los transforma en una pública intimidad dolorosa. Teresa Wilms Montt no es solo su obra escrita, también es la atracción por su vida privada, que este libro refleja, acercando al lector a la autora por medio de los 49 poemas que la componen.

Inquietudes Sentimentales

Teresa Wilms Montt

Editorial Santa Inés

82 páginas

Precio de referencia $12.000