El acompañamiento“, la obra de teatro que trajo de vuelta a Gregory Cohen a las tablas tendrá su última función el próximo sábado 15 de junio.

El montaje, cuyo guión original es del dramaturgo argentino Carlos Gorostiza, hace una invitación a reflexionar sobre el deseo de cumplir los sueños en medio del descontento social en la que se encuentran inmersos los personajes. Así, “Tuco”, el personaje representado por Gregory Cohen, busca abandonarlo todo por cumplir su mayor anhelo: ser el mejor cantante, tal como su ídolo Carlos Gardel. Por su parte, “Sebastián”, encarnado por Javier Mora, intenta guiar y cuidar a su amigo (el Tuco) de sí mismo y de quienes intentan engañarlo.

La búsqueda de la existencia se torna el tópico central de esta historia. Así, Gregory Cohen comentó que “Tuco posee esta obsesión que se agudiza especialmente, pues navega entre una libertad simulada (trabaja de obrero en una fábrica) y una libertad sublime (su convicción de que canta como Gardel). Esta lucha es simbólica, porque todos los seres humanos estamos, de una u otra manera, revolcándonos entre estos dos polos”.

Además agregó que “es una obra sutilmente subversiva, porque tras un mensaje de conformismo, apela a ese sentido infinito de búsqueda, audacia, fantasía y creatividad que nos define y nos determina como personas. Por eso, “El Acompañamiento” destila un humor gráfico, negro, noble y profundamente humano”.

Para Javier Mora, la invitación al público es “justamente, a liberarse. (La idea) es regalarse la oportunidad de ver este montaje sin ninguna pretensión. Sólo otorgarse la posibilidad de vivir, durante una hora, un momento especial e irrepetible. La vida está llena de Tucos y Sebastianes”.

La obra mezcla mezcla el humor con la melancolía profunda de los personajes que durante los años “han visto la vida pasar” delante de sus ojos. Ahora es momento de cambiar y terminar su vejez de la forma en la que siempre han idealizado.

El Acompañamiento

sábado 15 de junio 22:00 hrs.

Teatro Bellavista (Dardignac #0110, Providencia).