Fue una jornada accidentada. Las condiciones climáticas no permitieron la continuidad normal del juego, debiendo apelar al protocolo FIFA en estos casos, por lo que se mantuvo en pausa durante 43 minutos. Entre el nerviosismo, una anécdota: una vez reiniciado el encuentro, ambas porteras equivocaron la portería correspondiente. Y es que fue tanto el tiempo de pausa, que tal vez pensaron en un cambio de lado por alargue.

El trámite ofreció dificultades que aparentemente estaban dentro de los planes de Letelier, puesto que la propuesta de La Roja femenina estuvo preponderantemente orientada a lo defensivo. La selección sueca se hizo del balón y lo monopolizó durante la mayor parte del encuentro, sin embargo, el orden defensivo y una inspirada Christiane Endler disolvieron los constantes embates de las vikingas.

Con el contraataque desde lo táctico, la organización de las chilenas careció de la velocidad requerida para estos menesteres, por lo que fue relativamente sencillo para las novenas del mundo disolver los esfuerzos nacionales. 15 minutos debimos esperar para observar el primer acercamiento protagonizado por Karen Araya (8) –tímido por lo demás– a la portería custodiada por Hedvig Lindahl. La futbolista del Sevilla FC se erigió como el principal agente ofensivo del seleccionado nacional, siendo el expediente del tiro de distancia el principal argumento.

Pero el cerrojo defensivo nacional vio a su principal cancerbera en la capitana de La Roja: a los 25 minutos, Suecia pudo ponerse en ventaja tras un cabezazo de Linda Sembrandt (3), con 9 centímetros más que su marca Daniela Zamora, desviado a quemarropa por Asa Fischer (5) y con su mano izquierda Tiane Endler logra evitar la apertura de la cuenta de las suecas. Esta ocasión fue la de mayor peligro en la primera parte de este partido de “tres tiempos”.

La segunda mitad no cambió el curso de lo visto en la primera parte. Hasta la pausa por las condiciones del clima Suecia continuaba asediando la portería de Endler, y la defensa conseguía disolver estos intentos. No obstante, la Roja femenina no logró conseguir ni crearse ocasiones que pudiesen dar alguna opción de aproximación.

La pausa le dio mejores réditos a las europeas. En el minuto 73, consiguieron filtrar un ataque en esa poblada defensa chilena que sería un aviso de lo que ocurriría más tarde. Sofía Jakobsson (10), quien con sus 14 centímetros de estatura extra sobre su marca,  Javiera Toro, consigue superarle con relativa facilidad y enviar un tiro que Tiane consigue desviar con un gesto semejante a uno de un tal Claudio Bravo frente a Argentina. Por desgracia, sus esfuerzos no serían suficientes ante la resolución proveniente desde el banco.

Peter Gerhardsson envía al campo de juego a Madelen Janogy (7), movimiento que sería desequilibrante: Janogy fue un problema sin solución para las chilenas, ubicándose en un sector del campo (por delante de la pareja de centrales de Chile) que no estaba protegido (lo que produjo en labores ofensivas Karen Araya fue inversamente proporcional a su rol en lo defensivo), por lo que le resultó muy positivo el ingreso de la hábil atacante, a tal punto, que fue protagonista en ambas conquistas de su escuadra. Al minuto 83 es quien logra introducir el balón en el área provocando la confusión de la defensa chilena (además de una débil marca de Javiera Toro (17) sobre Kosovare Asllani (9), quien resuelve la situación empujando el balón prácticamente libre de presión).

Sobre la hora, la única acción elaborada de las chilenas que finalizó muy próxima a la portería de la selección de Suecia, tuvo como protagonistas a la ya mencionada Araya, quien ve pasar por la banda derecha a la recién ingresada Rocío Soto (2) y esta envía un cambio de frente hacia el sector donde estuvo precisa López (11) para conectar con Pancha Lara (4), y esta con un medio giro se libera de su marca y su tiro por un pequeño margen supera el horizontal.

Cuando el encuentro expiraba, Araya pierde un balón en la salida y dando muestras del cansancio no le puede dar alcance a la inspirada Janogy, la que una a una va apilando defensoras chilenas haciendo estériles sus esfuerzos, haciendo gala de que la ventaja posicional vence a la superioridad numérica: se puede observar una situación de 6 vs 2 en la que muy inteligentemente Sofía Jakobsson le impide el cierre a la lateral izquierda chilena (Toro), y que por el otro lado, la marca de López fue totalmente inofensiva. Todo este contexto le permitió a la recién ingresada convertir con su pierna izquierda sin mayores posibilidades para la capitana.

El duelo desde la diferencia física, la constante recepción del balón de espaldas de las volantes y una producción ofensiva limitada, son ítems que deberán revisar desde el cuerpo técnico liderado por José Letelier para los próximos encuentros frente a la poderosa selección de EE.UU. (1 del ranking femenino FIFA) y de Tailandia. A diferencia de las declaraciones post partido del entrenador, el resultado no pasó por la pausa del clima. Esta eventualidad comprometió a ambas escuadras. Más vale que los análisis se enfoquen en lo dispuesto en el terreno de juego en lo que se avecina, de lo contrario, la tormenta nos seguirá en los siguientes encuentros.

FICHA TÉCNICA

Chile 0 – Suecia 2

Goles: Kosovare Asllani 83’ – Madelen Janogy 95’

Estadio: Roazhon Park

Grupo: F

Árbitro Central: Lucila Venegas Montes (MEX)


Kinesiólogo y Entrenador de Fútbol Profesional Diplomado en Liderazgo y Gestión de Equipos de Alto Rendimiento.