Este jueves el presidente Sebastián Piñera realizó el segundo cambio de gabinete de su gestión, el que ha sido calificado de “cosmético” por parte de la oposición. De esta forma, sus nombramientos trajeron de vuelta a viejas cartas como Teodoro Ribera, Jaime Mañalich o Juan Carlos Jobet.

Sobre esta materia se pronunciaron las presidentas de los principales partidos del Frente Amplio: Catalina Pérez (RD), Gael Yeomans (Convergencia Social) y Javiera Toro (Comunes).

“El cambio de gabinete no resuelve el cambio de dirección que tiene que tomar el gobierno. En términos de su equipo político no hay cambios concretos”, advirtió Yeomans.

Por su parte, Pérez comenta que “acá hay una responsabilidad política clara. Y es del presidente que ofreció empleos, desarrollo y seguridad, pero hoy el 61% de las personas piensa que Chile está estancado y de eso hay que hacerse cargo. No necesitamos una sillita musical entre los ministros”.

En tanto, Toro indica que Piñera “parece desconocer que un simple enroque o un cambio estético no va a resolver ese problema, mientras no le presente al país un nuevo proyecto de sociedad que se pueda hacer cargo de lo problemas que preocupan a la mayoría. En ese sentido, ratifica un comité político que ha sido incapaz de generar acuerdo y diálogo con el conjunto de actores políticos y sociales. Parece muy preocupante la permanencia de la ministra Cubillos que ha sido incapaz de establecer un diálogo con los actores del mundo de la eduación”.

“En el discurso del presidente se demuestra que le sigue echando la culpa a otros de su mal desempeño. Además hay un problema más allá de los resultados del gobierno, que tiene que ver con la desasón que tiene la ciudadanía con la política y desde el Frente Amplio también nos hacemos responsables de esto. Es responsabilidad de los proyectos políticos poder responder a lo que siente la ciudadanía”, complementa Yeomans.

Sobre las acusaciones del gobierno de que la oposición es “obstruccionista”, Pérez cree que “el gobierno se equivoca mucho en su punteria y abre un flanco dentro de su propia gestión cuando no reconoce sus propios errores. No sé hasta cuándo el gobierno pretende seguir echandole la culpa a la oposición de sus fracasos, hasta cuándo va a seguir echándole la culpa a los factores económicos internacionales, en lugar de liderar un proyecto que le haga sentido a la gente”.

“Como oposición hoy tenemos un temendo desafío, que también lo asumimos directamente como FA. Hoy existe un vacío de liderazgo que estamos dispuestos a asumir. Estamos disponibles para articular la oposición y a sentarnos a dialogar con el gobierno, porque tenemos soluciones donde ellas no tienen. Hemos sido enfáticos en señalarle al gobierno que necesitamos un segunda vuelta municipal, necesitamos una rebaja en la dieta parlamentaria y en general de los altos sueldos del Estado. Le dijimos al ministro Chadwick que necesitamos una asamblea constituyente. Si hoy queremos hablar de empleo, seguridad y desarrollo hagamoslo con iniciativas”, agrega la líder de RD.