Un curso de 37 alumnos de tercero básico del Colegio Metodista de Temuco resultó afectado por el chorro de un carro lanza agua de Fuerzas Especiales (FFEE) de Carabineros, luego de que este impactara la ventana de la sala en que encontraban.

El hecho se produjo cuando Carabineros reprimía una marcha de profesores y estudiantes universitarios en la ciudad.

Además de mojar a los menores de edad con agua que contiene sustancias quimicas que afectan la piel y las vías respiratorias, el chorro también afecto al mobiliario y computadores del establecimiento.

Si bien no hubo heridos, el acto generó bastante temor en los menores, quienes debieron esconderse bajo las mesas para protegerse.

El director del colegio, Santiago Valenzuela, llamó a Carabineros a que revisen sus protocolos y además indicó que interpuso una querella ante la Fiscalía por los hechos.

Este miércoles Carabineros se reunió con las autoridades y apoderados del establecimiento para aclarar los hechos y ofrecer la reparación de los daños.