Los diputados de la Democracia Cristiana (DC) Gabriel Silber y Gabriel Ascencio presentaron un oficio ante el Gobierno para expulsar del país al ciudadano venezolano Luis Luces, quien admitió haber iniciado una campaña de odio en redes sociales contra la diputada comunista Carmen Hertz.

El hashtag propuesto por el extranjero fue #NoMásHertz, el que reunió cientos de cuestionamientos, mensajes de odio, comentarios soeces, amenazas y otros actos en contra de la parlamentaria.

A causa de esto, los diputados DC pidieron al ministro Andrés Chadwick que investigue los antecedentes y que se evalúe la posibilidad de expulsar de Chile a Luces.

“Provocó la incitación a una serie de comentarios amenazantes y agresivos en contra de ella, quien ha referido sentirse ‘amenazada, no amendrentada, porque es un escenario real de amenazas’. Cabe agregar, que el denunciado se ha declarado como ‘el ideólogo y promotor de esta iniciativa’ considerando a la actual parlamentaria como ‘un peligro para la sociedad”, indica el documento.

Mediante un artículo en CNN, el venezolano reconoció su autoría en la campaña, puesto que busca que “el presidente Sebastián Piñera declare en desafuero a esta ex terrorista del MIR, porque es un peligro para la sociedad”.

El documento presentado por los democratacristianos apunta también a otras acciones cuestionables de Luces, como lo fue el intento de inscribir las marcas Partido Socialista, Universidad Bolivariana y Movilh a su nombre durante el mes de abril. Igualmente, habría quemado el libro sagrado de los judios en la tumba del nacionalista chileno Miguel Serrano.