El semanario satírico Charlie Hebdo se encuentra nuevamente en el centro de la polémica. Esta vez a propósito de su portada dedicada al Mundial de Fútbol Femenino que actualmente se desarrolla en Francia.

La imagen ha sido tildada de sexista y misógina, dado que presenta una pelota de fútbol entrando en una vagina, acompañada de la frase “Vamos a comer por un mes”.

Asimismo, en su editorial la revista se cuestiona si el fútbol femenino “debería participar también en el embrutecimiento de las multitudes para que se tomen en serio y se consideren iguales al fútbol masculino“.

Además, indican que “es triste ver cómo el fútbol femenino se esfuerza por volverse tan estúpido, vulgar y cínico como el juego masculino. Cuando los árbitros de los partidos femeninos se hayan vuelto tan corruptos como los que ofician para los hombres, cuando las Copas Mundiales de fútbol femenino se celebran en estadios donde las mujeres embarazadas son torturadas eléctricamente, el fútbol femenino y la religión de la igualdad habrán ganado. No sabemos qué habrán ganado, pero lo habrán ganado”.

Por otra parte, hay quienes justifican la portada del seminario por su historial de humor satírico, que incluso en 2014 les costó un atentado terrorista que dejó 12 muertos.