Este sábado a las 11.30 de la mañana, agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos de Talca y Parral, se juntaron afuera de la embajada de Alemania para manifestar de manera pública su rechazo al fallo que terminó con la investigación de uno de los principales responsables de Colonia Dignidad, el doctor Hartmut Hopp.

A raíz de esto, la presidenta de la agrupación de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos de Talca, Myrna Troncoso, dijo que estaban muy consternadas y furiosas por la decisión judicial. “Se cerró, definitivamente, la posibilidad de que nosotros supiéramos la verdad sobre el paradero de nuestros familiares. Por eso decidimos venir a Santiago y hacer esto público. Porque tanto el gobierno alemán como el gobierno chileno, han sido totalmente inoperantes. No se ha avanzado absolutamente nada”, afirma la dirigenta.

“Hoy en día lo único que tenemos es la querella por inhumación y exhumación ilegal de los familiares de detenidos desaparecidos que lleva Carrosa”, sostiene Troncoso. “No hay ningún otro trabajo. No se están haciendo excavaciones. Está todo paralizado y ya nos aburrimos. Vamos a decir basta“.

La justicia alemana declaró el pasado mes de mayo que cerraría la investigación contra el ex colaborador y mano derecha de Paul Schaefer, luego de que los fiscales sostuvieran que no era posible corroborar elementos de sospecha suficientes bajo ningún aspecto legal para un procesamiento.

Hartmut  Hopp, de 74 años, es un ex cabo de las fuerzas armadas de la Alemania nazi y se desempeñó como médico en Colonia Dignidad, lugar en el que se abusaban adultos y niños, y que fue utilizado como centro de detención y torturas durante la dictadura de Pinochet.