Luego de varias semanas de negociaciones entre el oficialismo y el partido de centro, este domingo las partes acordaron colaborar para favorecerse mutuamente en el marco de la Reforma Tributaria que quiere impulsar Piñera.

Fuad Chahín, presidente de la DC, se junto esta mañana con el ministro de Hacienda Felipe Larraín, donde alcanzaron un punto común y firmaron un acuerdo en el que los democratacristianos se comprometen a respaldar la reintegración del sistema tributario, algo que es primordial para el gobierno, según informa La Tercera.

Dentro del pacto, se establece que la Democracia Cristiana se compromete a apoyar el “100% de la reintegración del sistema tributario en base a retiros, sujeto a medidas especiales de control y fiscalización y que el Ejecutivo determinará ‘en forma específica y clara’ las compensaciones fiscales”, según reza el documento al que tuvo acceso el medio.

Esto no cayó bien a una gran parte del colectivo cristiano, debido a que significa respaldar al gobierno en un punto clave, además de las dudas que se produjeron luego de que Piñera, en su última Cuenta Pública, hiciera una afirmación en la que básicamente rompía el acuerdo pactado con el mismo conglomerado en cuanto a la Reforma de Pensiones.

Varios diputados y senadores del partido ya rechazaron la medida, un arreglo que viene a dividir aún más a la DC, cuyas bases y representantes tienen distintas visiones sobre el apoyo que se debería entregar al gobierno de Piñera.