Indignación causó un reportaje emitido por CHV Noticias durante la noche de este domingo. La investigación expuso los elevados sueldos de los que gozan los embajadores chilenos: entre 11 y 14 millones de pesos reciben los distintos encargados de las relaciones internacionales del país en el mundo. Un sueldo que supera incluso los de los senadores y diputados, el cual excede los $9 millones en bruto.

La situación cobra aún más relevancia si se considera que las embajadas suelen ser puestos de confianza de los presidentes, quienes nombran dichos cargos, y es además un puesto que ha sido tildado como “premio de consuelo” por muchos, considerando que muchos de los candidatos a ministros u otros cargos similares que no consiguen el puesto o que son removidos del mismo, terminan siendo embajadores.

Recientemente ese fue el caso del ex canciller Roberto Ampuero, quien fue situado por el Presidente en la embajada de Madrid tras su salida del Ministerio de Relaciones Exteriores. Por esto, ya hay quienes acusan que la embajada fue un premio de consuelo para el ex canciller.

De hecho, tras las revelaciones, hubo quienes recordaron la relación familiar entre el embajador de Portugal y amigo de Piñera, Pedro Pablo Díaz, y la jefa de gabinete del mandatario, Magdalena Díaz.