Una multitud recibió a selección de fútbol de Estados Unidos en Nueva York para celebrar su reciente triunfo en el Mundial de Francia 2019.

En la instancia el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, hizo entrega a cada una de las jugadoras de las llaves de la ciudad y destacó su logro.

“Este equipo nos unió y este equipo nos mostró mucho para darnos esperanza”, afirmó.

La ceremonia también contó con un discurso de la co capitana del equipo Megan Rapinoe, quien llamó a generar unidad entre las personas.

“Tenemos que ser mejores. Tenemos que amar más, odiar menos. Tenemos que escuchar más y hablar menos. Debemos saber que esto es responsabilidad de todos, de cada persona aquí, de cada persona que no está aquí, de cada persona que no quiere estar aquí, de cada persona que está de acuerdo y de que no está de acuerdo”, sostuvo la jugadora en la ocasión.

Además de esto, Rapinoe destacó que el equipo comprendió “la posición y plataforma que tenemos dentro de este mundo”.

“Sí, jugamos deportes. Sí, jugamos fútbol. Sí, somos atletas, pero somos mucho más que eso“, añadió en relación a las opiniones que han entregado a los medios donde han exigido igualdad salarial para hombres y mujeres.