Este martes, el Consejo Escolar del Instituto Nacional aprobó por 17 votos a favor y una abstención el nuevo Reglamento Interno de Convivencia Escolar (RICE), que regirá el comportamiento de estudiantes, docentes, asistentes de la educación y apoderados.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, indicó que “el documento que se aprobó hoy sanciona de forma mucho más clara actos de extrema violencia como impedir el ingreso al establecimiento, tener elementos para fabricar bombas de cualquier tipo y portar sin autorización artículos que permitan esconder la identidad”.

Entre las diversas situaciones que sanciona el nuevo documento, se encuentra el porte de elementos para elaborar bombas incendiarias, bloquear los accesos del establecimientos, destruir bienes, entre otras acciones.

De esta forma, además de las sanciones más extremas como la cancelación de matrícula o la expulsión, también se consideran sanciones de tipo formativo, con el fin de evitar que los actos castigados vuelvan a repetirse.

Por otra parte, el RICE incluye sanciones contra los apoderados, quienes podrían perder su calidad de representantes de un estudiante, tras protagonizar actos de difamación, hostigamiento, ofensas o agresiones contra miembros de la comunidad escolar.

Alessandri valoró la aprobación del manual, acusando que el anterior documento “era extremadamente laxo en relación a los otros liceos de la comuna, lo que terminó convirtiéndose en una de las causas de la violencia que vemos hoy. Este es un primer gran paso para ir retomando la normalidad este semestre y proteger a nuestros alumnos que sí quieren estudiar“.

Este miércoles, mediante la página web del Instituto Nacional, se hará disponible el documento completo.