Por medio de esta columna, quiero relatar mi experiencia ENEDI, como estudiante de tercer año de Diseño Industrial en la Universidad del Bío Bío (UBB), donde se nos encarga dentro del Taller de Diseño, la gestión de proyectos asociados al montaje del Encuentro Nacional de Estudiantes de Diseño (ENEDI). Durante un mes, las actividades habituales de la Escuela completa y cada taller, se hacen cargo de levantar propuestas para el evento.

Un equipo compuesto por profesores y estudiantes de diversos niveles, nos dedicamos a organizar el “Programa de Actividades”, abordando Arte y Cultura, Tecnología, Entretención, Workshops, Charlas y Conversatorios entre otros. A mí, personalmente, se me pidió organizar unos “Talleres Artísticos”, creo que sin muchas expectativas inicialme

Finalmente gestioné y coordiné seis talleres artísticos: “Fotografía Análoga Experimental”; “Orfebrería”; “Batik”; “Serigrafía”; “Grabado” y “Mosaicos”, talleres para los que fue necesario construir equipamiento, preparar espacios y adquirir herramientas y durante su realización coordinar recursos y relatores.

El evento se realizó en el Fundo “La Rinconada” de Hualqui, en ese momento en desuso, y hubo que restaurarlo para que estuviera en condiciones de recibir a los 1.300 asistentes. Se equipó una cabaña con un sistema de radioemisora interna que informaba por altoparlantes cada una de las actividades; CARPATEC, estación tecnológica montada en una carpa neumática construida especialmente para ello y equipada con computadores para los talleres digital

Se preparó un gran comedor, auditorios en donde se dictaron charlas de grandes expertos como Vittorio Di Girolamo, un escenario en que se exhibieron obras de teatro y conciertos de varias bandas. La Floripondio, inaugurando la primera noche, lo que me recuerda la anecdótica experiencia del viaje en tren de los asistentes que incluyeron en su inscripción el traslado por este medio, tren particular para 500 personas entre los que venía la mencionada banda que tocó gran parte de la noche durante el viaje.

El evento fue bastante intenso y mis responsabilidades como organizador me impidieron asistir a todo lo que hubiese querido, por supuesto, también hubo imponderables como la intensa lluvia caída el penúltimo día que transformó todos los caminos peatonales en grandes barriales (al más puro estilo Woodstock) y quienes pertenecíamos al equipo organizador debimos asumir una serie de funciones no previstas, como trasladar aserrín para los caminos, montar una cruz roja que funcionó 24/7 con una ambulancia de punto fijo, etc.

La oferta era bien amplia y además de las actividades disciplinares hubo también variadas alternativas recreativas, se restauró una gran piscina sobre la que se montó una tirolesa; se diseñaron y construyeron tablas de madera laminada (chalacas) y se cubrió parte de la ladera de un cerro con una membrana plástica a la que bomberos lanzaba agua y te deslizabas cerro abajo, a la larga se lanzaban en bicicleta o incluso dentro de tambores plásticos; se instaló un muro de escalada y cada término de jornada tenía música en vivo

Después de ENEDI 2002, pasaron varios años en que no se realizó, hasta el 2009 en Santiago y el 2010 en Temuco, a éste fui con un par de colegas, motivados por la temática propuesta de Diseño y Territorio. El 2011, luego de los grandes paros estudiantiles, se realiza en La Serena ENEDI “Estudiantes Movilizados”; y desde el 2014 se volvió a realizar en Santiago, repitiendo el 2017, actividad en la que participé con una ponencia asociada a Mallas Curriculares. Ese año ejercía como Director de la EDI UBB y estábamos en nuestro tercer año de implementación de Malla Curricular Renovada y me pareció pertinente mostrar nuestra experiencia, transparentando aciertos y errores para compartir nuestros aprendizajes, los resultados fueron acertadamente publicados en (RE) CONOCERNOS, ENED

Destaco el enfoque territorial actual en que se busca descentralizar las acciones y opiniones, concentrando además el foco en el diálogo colectivo y reflexivo en torno al diseño.

Un gran logro de los organizadores actuales, es el enfoque centrado en el conversatorio, casi eliminando la importancia de la charla expositiva, manteniendo los talleres asociados a la disciplina, pero poniendo énfasis en compartir experiencias de enseñanza del diseño. Es muy importante que los que estamos involucrados en la docencia en diseño asistamos, ya que es la mejor manera de recibir una retroalimentación sobre la perspectiva que tienen nuestros estudiantes de la actual enseñanza del diseño en Chile.

Izaúl Parra Piérart

Diseñador Industrial UBB