La Corte Suprema dictó sentencia en la investigación en contra de tres ministros de la Corte de Rancagua, en la que acoge las sanciones propuestas por la ministra Rosa Maria Maggi.

De esta forma, la instancia decidió aplicar la suspensión cautealar inmediata por cuatro meses, con goce de media remuneración, para los ministros Emilio Elgueta y Marcelo Vásquez.

La sentencia agrega que “atendida la entidad de las infracciones constatadas en la presente investigación, se dispone la apertura de un cuaderno para estudiar la eventual remoción de Marcelo Vásquez Fernández y Emilio Elgueta Torres, ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua”.

Respecto del caso del fallecido ministro Marcelo Albornoz, el máximo tribunal dictó: “Agréguese a estos antecedentes su certificado de defunción y, con su mérito, se sobresee esta investigación a su respecto”.

Por otra parte, la sentencia señala que “se absuelve parcialmente a Emilio Elgueta Torres del cargo formulado en su contra relacionado con la recepción de dineros de parte del abogado Rodrigo Guerrero Román, y se le sobresee en relación al hecho referido a un depósito en dinero efectivo que inicialmente apareció vinculado con el abogado Pablo Latorre Ascui”.

Igualmente, indica que “se absuelve a Marcelo Víctor Vásquez Fernández del cargo que se relaciona con el nombramiento de Alejandra Prado Avendaño, por no resultar acreditada la vinculación sentimental que se le atribuyera, y se le sobresee respecto de la situación investigada relativa a la vista de la causa 246-2018”.

Sobre todo esto, el pleno de la Corte Suprema señaló que “el número de conductas imputadas y acreditadas respecto de los ministros sumariados (…) se ha traducido en el descrédito institucional y la pérdida de confianza ciudadana en el sistema”.