El Partido Comunista de Venezuela (PCV) restó respaldo político al gobierno del presidente Nicolás Maduro, luego de acusarlo de impulsar supuestas posturas “liberales” en su administración, rompiendo así el acuerdo firmado el 26 de febrero de 2018 con motivo de las elecciones presidenciales.

El secretario general del PCV, Oscar Figuera, indicó que “el Comité Central del PCV ha considerado oportuno recordarle al Presidente Nicolás Maduro que el documento que sirvió de base para el apoyo de nuestro partido a su candidatura ha sido incumplido (…) no vamos a entrar en mayores detalles sobre esto, pero es un mensaje que queremos dejar asentado”.

Si hay un acuerdo entre dos partes para avanzar en una dirección y una de las dos partes no lo cumple (…) deja a la otra parte en libertad de seguir su camino“, señaló el político a El Universal.

Según su parecer, el mandatario venezolano lidera un “intento de reformismo liberal en favor de las fuerzas del capital, escondido detrás de una retórica revolucionaria y socialista”. Además, acusa que “la pulverización del salario y las prestaciones sociales de los trabajadores” ha contribuido “al proceso de explotación capitalista”, vulnerando los derechos de los trabajores.

En Chile, la posición del PC ha sido distinta, dado que han rechazado públicamente el informe de la Alta Comisionada para los DD.HH., Michelle Bachelet. Mientras la ex mandataria denuncia violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela, los comunistas acusan que su investigación fue sesgada.

“Es un informe muy malo, incompleto, que no tiene verificación de las cosas que afirman (…) es un documento prefabricado que en los hechos ayuda a la política norteamericana ante una eventual agresión militar (…) Esto es exactamente Chile en 1973, son las mismas fuerzas políticas y me parece lamentable que gente que formó parte de la Unidad Popular, hoy esté en contra”, criticó el encargado de relaciones internacionales del PC, Eduardo Contreras.