Hace unos días, la empresa Google reconoció que “expertos del lenguaje” escuchan aproximadamente el 0,2 % de las conversaciones que los usuarios tienen con su asistente de voz virtual.

Si bien estas acciones han sido un secreto a voces durante muchos así, con esta información se descarta oficalmente que estas interacciones sean completamente privadas.

Según un comunicado de la compañía, los especialistas que escuchan las grabaciones lo hacen para “mejorar la comprensión de diferentes idiomas y acentos” por parte de la inteligencia artificial de la aplicación.

Esta información ha sido liberada luego de que en un programa de la televisión belga tuviera acceso a alrededor de un millón de grabaciones de individuos anónimos. Dicho material habría sido entregado por uno de los “especialistas” que escuchaba los audios.

Por esto, el ejecutivo de Google, David Monsees, debió salir a dar declaraciones de forma pública, aludiendo a lo mencionado más arriba.

Google anunció que “tomará acciones” por la filtración que consideran una “violación” de sus políticas de seguridad de datos. Asimismo, admitieron que cuentan con “expertos en todo el mundo” cuya función es escuchar y transcribir “una pequeña parte de los diálogos para ayudarnos a comprender mejor esos idiomas”.