Este lunes el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella por el delito consumado de vejación injusta, ante el Juzgado de Garantía de Copiapó. Esto luego de que dos profesoras denunciaran que tras una manifestación de docentes, ocurrida el 18 de junio, fueron obligadas a desnudarse por carabineros de la Segunda Comisaría de Copiapó. 

La carabinera se arreglaba el guante y me decía que me desnudara, que si no lo hacía ahí, en el hospital sería peor. Yo me desesperé y comencé a llorar, no podía creer que me denostaran a ese nivel. Entre en pánico, lloraba sin consuelo y en eso entró a la celda mi colega y le dice: ya déjela tranquila, es una niña, ¿Qué no ve que está mal? Esa acción de valentía se la agradeceré eternamente a mi querida Maria José Cailly Lamas.”

El relato corresponde a lo vivido por la profesora Paulina Cuadra Varela, una de las afectadas. La otra profesora mencionada, Maria José Cailly, es por quien este lunes el INDH presentó la querella. 

Te puede interesar: Testimonio de profesora: “Fui humillada y denostada por Carabineros en manifestación pacífica contra Piñera”

“La carabinera insistía en que ese era el procedimiento, y que las dos nos debíamos desnudar. Yo estaba llorando, sin entender aún por qué nos trataban así, le decíamos que éramos profesoras, que no teníamos nada. Mi colega accede, y se sube el sostén para que la carabinera dejara de hostigarme. Eso me dio una pizca de valor, y me bajé las calzas hasta la rodilla, mientras la carabinera decía: Ya, si lo tienen que hacer las dos, ¡bájense los calzones!”, dice luego el relato de Cuadra. 

Esto habría ocurrido luego de la detención en la que Cailly fue arrastrada por tres carabineros, mientras era agredida según su propio testimonio. Luego fue llevada a la Segunda Comisaría de Copiapó, donde ocurrieron los vejámenes. 

“Yo seguía llorando y me subí las calzas, pero seguía escuchando bájense los calzones, mi compañera en un nuevo acto de solidaridad hacia mi estado, accede. Salimos de ahí, y nos abrazamos, sentí su protección. Yo de verdad estaba mal, me sentí tan humillada.”, concluye el relato. 

Cabe recordar, que el relato de Paula Cuadra llegó incluso a la Comisión de Derechos Humanos del Senado, donde expuso los hechos.

La querella interpuesta por el INDH, exige que se investiguen los hechos y se llegue a los responsables de la situación.