La crisis migratoria que se vive en la frontera de Chile con Perú, cada día toma nuevos ribetes. Este fin de semana, luego de pasar varios días esperando por regularizar sus papeles a las afueras del consulado de Chile en Tacna, una mujer venezolana perdió el hijo que esperaba.

La mujer identificada como Dileimy del Valle Bracho recibió ayuda de la Cruz Roja y del consulado, pero dichos esfuerzos fueron insuficientes.

La mujer contó a Radio ADN que comenzó a sentirse mal el miércoles cuando se hallaba afuera del consulado. “Sentía dolor, sangrado profundo. Estaba a las afueras de consulado, porque no nos dejaron entrar y con dolor fuerte, por lo que mi esposo me retiró del lugar“, indicó.

“Anterior a eso había ido a la Cruz Roja del consulado y ahí me dieron una hoja, la cual tenía que traer al hospital para que me atendieran, pero no me sirvió de nada y fue en vano porque acá me dijeron que esa hoja no me cubría nada, que tenia que pagar todo”, añadió al relato.

Del Valle comenta que cuando ya estaba en el hospital, debió enfrentar nuevas discriminaciones. “Manifesté mi situación, que era venezolana, que venía luchando por una visa y que no tenia nada. Me tocó luchar porque al principio no me querían atender por no tener el seguro”.

“Ya me habían dicho que tenía un embarazo riesgoso. No pude hacer reposo, así que pedí ayuda al consulado de que por lo menos escucharan mi situación, que me tomaran en cuenta y que me permitieran la entrada al consulado. Se me fue negada la entrada y me dijeron que debía esperar mi turno. Tuve que esperar hasta el otro día con el dolor y sangrando”, agregó la mujer.

Desde la Cancillería chilena señalaron que lamentan lo ocurrido e indicaron que “en este caso específico, es necesario precisar que no es posible para el país brindar asistencia médica a ciudadanos de otra nacionalidad ubicados en un territorio extranjero”.