Varias organizaciones del mundo educacional, tales como la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), la Red Docente Feminista (Redofem), el Movimiento Educación Diferencial (MED), el colectivo Pizarra Chueca, la agrupación Neutres Chile, entre otras, se reunieron para manifestar su apoyo a la movilización docente, emplazando al Gobierno a tomar en cuenta las demandas de las educadoras diferenciales y parvularias.

La vocera de Redofem, Rosario Olivares, señaló que han levantado “la idea de la importancia del feminismo en un paro docente donde las mujeres somos 75% del total del profesorado y, en ese sentido, emplazamos a la ministra Pla que ha dicho en muchas ocasiones que les interesa resolver el problema de las mujeres y no la hemos visto intervenir en esta movilización. Queremos que se implique con la ministra Cubillos para destrabar el problema que enfrentan las profesoras diferencial y de párvulo”.

Desde la FECh, Emilia Schneider, emplazó al Gobierno “a dejar de levantar proyectos pirotécnicos que no se hacen cargo de la crisis en la educación chilena. Y nos preguntamos que si están tan comprometidos con los niños primero que ahora podamos poner en el centro del debate la construcción de una educación pública, feminista, para todos, todas y todes donde las parvularias y educadoras diferenciales no sean tratadas como trabajadoras de segunda clase”.

Por su parte, la dirigenta del MED, María José Caniuqueo, reiteró el llamado a la unidad del paro, agregando que su “lucha no es solamente por un pago de un bono sino por el reconocimiento profesional de nuestra mensión e igualdad de trato considerando que se ejerce una doble discriminación tanto laboral como de género, ya que el 96% por ciento corresponde a mujeres dentro de la educación diferencial”.

En tanto, la educadora de párvulo de la Escuela Irene Frei de Cid, Natalia Riquelme, criticó al Gobierno debido a que ganaron votos “con el lema los niños primero cuando en realidad las profesionales de la educación que trabajan con los niños y niñas de Chile son las más precarizadas del sistema educativo hay una clara discriminación salarial y de género, lo único que esperamos es igualdad de condiciones y dignidad”.